jueves, 28 de junio de 2012

Viento fino de primavera


Déjame acariciar el viento
en el claro de la noche.
Déjame acariciar el viento
al calor de tu mirada.

Déjame, déjame, déjame...
aunque sólo sea un momento.
Déjame, déjame, déjame...
pues no aguanto este sentimiento.

Déjame acariciar tus labios con los míos,
enredar mis dedos en tu pelo.
Sentir tu cuerpo junto al mío.
Tus manos, tus muslos, tus senos.

Quiero explorar océanos de fuego,
ser pasto de tus ardientes pulsiones,
desgarrar el silencio a gritos
y acompasar nuestros jadeos y gemidos.

Déjame mostrarte la pasión que me corroe,
la sangre hirviente que se agita
con los golpes de este enardecido
que por arteria y vena me condena.

La noche es clara, ya se conoce,
con fino viento de primavera.
Agita el sueño de duermevela
leve susurro que se entrevera...

Puede girar la corriente de aire,
cambiar el curso de los destinos
pero allá donde repose el alma
retomaremos sin reprenderla.

No podemos prever el devenir
del transcurso de nuestras vidas.
Lo que sí sé es que, con cada latido,
sigo aquí, vivo.

Vivo como el sentimiento
que en mi generas.
Vivo como tus latidos
cuando sobre tu piel los oigo.

Quiero, aunque por una sola noche sea,
olvidar el tiempo y el espacio,
características y circunstancias:
que seas tú mi realidad.

Flor que me quita el aire,
déjame gozar de tu aroma.
Flor que me quita calma,
es por ti que ella me retorna.

Déjame acariciar tus labios,
déjame sentir tu cuerpo,
déjame, déjame, déjame...
Como susurro de noche clara.

viernes, 22 de junio de 2012

No preguntes la edad

No hay edad.
Solo pulsos en el reloj.
Cadencias de tiempo
sin imaginación.
Estaciones que se suceden.
Siempre hay alguien que las cuenta.
Cuerpos que se empiezan a consumir
al mismo instante de empezar a existir.
Circunstancias y amaneceres.
Sueños y atardeceres.
No hay edad.
Son las experiencias,
las hormonas
y tirar las viejas agendas.
Hay un momento para cada cosa,
una edad,
un instante en el tiempo.
Ése es uno de los conceptos
con los que cargamos cada día.
Tarde o pronto.
Siempre o nunca.
Nunca es tarde
pero siempre es pronto.
No hay edad.
Solo son pliegues y arrugas
surcando piel y mente.
No soy viejo,
ni joven,
ni calvo,
ni tengo acné.
No soy ninguna de esas cosas.
Qué más dará en que fecha
empezó a latir mi corazón.
Sólo importa sentirlo,
aquí en el pecho,
con sus pulsos,
sus cadencias de tiempo.
Ya pondré yo la imaginación.

viernes, 8 de junio de 2012

Lindes del sin sentido: Momentos de un poeta friki en frenesí

¡Hola!
Os presento un nuevo pdf de "poemas" para disfrute y arcada del que quiera. Se llama "Lindes del sin sentido: Momentos de un poeta friki en frenesí". Obra corta tanto en páginas como en calidá, pero a quién le importan esas cosas en un texto... y además es gratis(No, tampoco pago para que lo lean).
BE FREAKIES MY FRIENDS!!!

Este es el enlace al pdf:
https://docs.google.com/file/d/0B-2knJa6oa2BN01TY2VIdGZjRGc/edit

Si clicais en el enlace podreis acceder a él, descargarlo, miraroslo, imprimirlo...
¡Espero que os guste!
Sed felices,

Senofrari