jueves, 29 de marzo de 2012

Aprovecha, pequeño, y sueña

Sueña el infante
en un mañana de ensueño.
En grandes hazañas,
actos heroicos
y acabar con bestias y dragones.

Sueña el infante
y elabora ilusiones.
Ser útil,
descubrir algo importante
o hacerse un nombre entre los hombres.

Sueña el infante
formando en su mente sus anhelos,
con la inocencia del desconocimiento,
creyendo que lo correcto
siempre puede mostrarse en la realidad.

Sueña el infante
poniendo empeño en sus ideas
con la esperanza de que echen raíces
y se conviertan, en el transcurso de sus días,
en parte de su esencia vital.

Sueña el infante
porque le surge como algo innato.
como si fuera la cosa más natural,
previsible o adecuada al momento.
Algo que siente vivo.

Sueña el infante
dando envidia a los adultos que le rodean
o evocándolos a memorias que rozan el olvido.
Todo ello porque no todos los adultos sueñan
pero todos hemos sido pequeños soñadores.

Sueña el infante
y todo se muestra simple y claro:
Los buenos y los malos, lo correcto y lo incorrecto,
lo aprendido y lo descubierto, lo comprendido y lo desconocido.
Un mundo sin gris, uno de blanco o negro.

Sueña el infante
sin ver que es un enfoque caduco
que se degrada con el paso del tiempo.
Sus sueños soñados se sesgan de su sesera
y como recuerdos robados reposan en su memoria.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Uno de esos

Muchos hemos tenido un jefe de esos.
Sí, uno de esos
agradables como un grano en el culo,
de esos con carácter de hoja de lija.
Uno de los que van en busca constante
hallándole nuevos límites a la estupidez.
Aquí va un poema para uno de ellos.
Con todo el cariño,
hijo de puta.

Chíllame, chíllame,
que me encanta tu graznido.
El tembleque natural de tu papada
a la par con tus berridos.

Son tan duras las vacaciones...
Lejos de tus gritos,
de tus tocadas de cojones.
Se te echa TANTO de menos...

¿Quién os ha dicho que hagáis eso así?
Tenéis que hacerlo de esta otra manera.
Vale.
No servís para nada,
¿por qué coño lo hacéis de esa otra manera?

A lo mejor me paso
pero hay algunos pájaros sueltos
que estarían mejor salteados.
Ya lo he dicho, a lo mejor,
pero, como mínimo, decapitados.

Tíos que mejor no sepan de tu vida
porque si saben que te pasa algo
enseguida te pondrán el pie encima.

A ver hasta cuanto puedo apretar la correa
antes de que el desgraciado eche las entrañas fuera.

Ante estas situaciones,
aunque nos pese,
a veces tenemos que reprimir las emociones
y maniatar a los instintos
amarrando las reacciones.

Es muy fácil hacerse el gallito
y con el pecho inflado exclamar:
¡Yo eso no lo toleraría!

Los lindes de la tolerancia
varían de uno a otro
pero el tener personas que te dependan
acrecenta sus valores.

¿Lo que merecen los tolerados?
Algo que incluso sabe a poca cosa:
Lo que para un creyente simboliza la llama del mechero.
Ah, y con una correa bien apretada en los cojones.

viernes, 23 de marzo de 2012

Spam poético

Tres minutos de publicidad
y volvemos.

Ruego me perdonéis si os molesta el spam poético
como estas frases cortas,
que llamaremos versos.

Un servidor quedó harto
de agendas culturales, búsquedas de google
y del boca-oreja, oreja-boca y de esas guarradas.

De ahí surgió el blog que estabais esperando,
sí, aunque tú no lo sepas o a ti te la sude
lo estabais esperando.

Recitales bcn,
para enterarse de los recitales de Barcelona
y poder disfrutar en directo de la poesía
con una buena cerveza fría.

Os presento el blog
pero en él no encontrareis presentaciones,
de esas cosas que se ocupen los de las ediciones.
Sólo recitales.

Por si hay algún moderno
que diga que los blogs ya no se llevan,
que ya no están de moda...
Perdona,
pero Recitales Bcn
también está en el Facebook.

Llamadme publicista,
anormal o carroñero
(o friki)
pero a la que me entero de un recital
con el pelo negro y las gafas que me brillan...
como un cuervo.

Ahí cuelgo lo que me entero que se haga
pero sin que me lleve el desenfreno.
Llamadlo aburrimiento,
llamadlo desempleo.

Alguno dirá...
qué pérdida de tiempo,
deberías hacer algo útil,
aprovechar tu tiempo.

Ya, sí, cierto.
Gracias por el consejo.
¿Tú que estás estudiando?
Ah, no, que estás mirando el fútbol.

Versos sonoros en tu ciudad.
Sé cool, escucha poesía.
La información sin dificultad.
Sin dar datos, ni registros, ni ventanas de publicidad.

Recitales Bcn,
título simple y claro.
¿Qué más quieres?
No es de pago.

Anímate,
échale un ojo un día.
Si te gusta bien, y si no,
hasta otro día.

Aunque aquí me veas
que no soy tío de nadie ni me llamo Sam
recita cada poeta que no veas,
es un placer hacer difusión.

Catalán, castellano, inglés o francés.
Con música o a pelo.
Con performance o sin ná.
Hay de toda clase:
incluso sin poesía.

Anímate, deja la timidez a un lado,
nadie muerde al público
si no te acercas a una jam de psiquiátrico.
No te pasará nada por abrir esta página web.

Así que, si te tira más la comodidad
y no te emociona la cacería de información.
Si no tienes muchos colegas que te digan:
vente... ¡que habrá poesía!
Recitales Bcn,
Abierto tanto de noche como de día.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Opciones caducas


Un consejo:
Examina bien tus opciones,
oportunidades y ocasiones.
Aunque no lo creas,
o ahora no te lo parezca,
algunas tienen fecha de caducidad.
Tienen fecha, sí, y en muchas de ellas
no la verás en ninguna parte marcada
ni podrás adivinarla ni verla venir.
Simplemente cuando ya sea tarde
y decidas tomar la senda
te la encontrarás impenetrable.
Vivirás una experiencia de lo más común.
Un sabor extraño inundará tu boca:
La amargura conocida como arrepentimiento.
Arrepentimiento por llegar tarde
y, fruto de ello,
por no saber cómo habría ido
de haber llegado
a tiempo.

lunes, 19 de marzo de 2012

Una noche


Una media sonrisa.
Una mirada furtiva.
Un sorbo de la cerveza.
Unas risas.
Un comentario tímido.
Un halago.
Una broma.
Escuchar lo que te dice
pensando en su belleza.
Un intentar ser ingenioso.
Un tener algo que decir.
Una actitud positiva
arrinconando todo aquello
que pudieramos llamar no muy hermoso
a algún rincón aislado de la mente.
Todos tus miedos,
tus malas aexperiencias,
tus penas y desgracias,
con otro trago de la botella
cuello abajo.
Arriba,
una sonrisa,
una mirada pícara,
un guiño de ojos,
un roce de su mano,
o de su pelo, disimulado.
Un comentario cariñoso.
Un breve achuchón.
Otro trago.
Un vistazo del reloj.
Una cierta prisa.
Una despedida.
Unas buenas noches.
Un abrazo.
Dos besos
(o uno
que valga por dos).

jueves, 15 de marzo de 2012

Por una cerveza


Pocas veces el arrepentimiento
surge antes de acometer los actos.
Normalmente es a posteriori
cuando querríamos regresar al pasado.

Con un poco de tiempo
las cosas se ven de un modo distinto.
Se tiene la mente más fría
y de algunas sustancias la sangre se vacía.

Uno se da cuenta
de las frases sin sentido,
de lo tuerto que uno iba
de un lado a otro de la acera.

Venga va,
que esta es la última.
Venga va,
si me invitas...

Por una cerveza
vas y pierdes la cabeza.
Dices lo que no debieras
y el puntillo se vuelve puntazo.

Por una cerveza
te sale la palabra sola:
otra.
Luego de las palabras,

quue vagamente recordarás,
entre punzadas matinales
la memoria resurgirá por tu boca:
la cena, cerveza... y bilis.

martes, 13 de marzo de 2012

Poema vial

Este es un poema de línea contínua.

Si el poeta le ve adelantar,
o realizar actividades prohibidas para evadirse,
una multa va a tener usted que pagar.

Quizá le parezca que no tengo la dirección muy fina,
ya, y a mi que no le funcionan muy bien las luces.
Cada cual a lo del otro atina.

No discutamos, pues pese a las diferencias
ambos vamos en el mismo sentido.
Mejor guardemos las distancias.

Venga, va, que ahora viene una glorieta.
Pase delante si lo prefiere.
A mi llegar tarde poco me inquieta.

Justo por eso no aprieto demasiado.
Voy despacio, a la mínima,
y mejor lo dejo antes de acabar hastiado.

jueves, 1 de marzo de 2012

Nufrəríəs

Llámanos Nofrerias o Nofreries, da lo mismo.
Ésa e/a baila el tango de la vocal neutra catalana.
Al final da lo mismo,
suena igual de bonito.
Si quieres llámanos Nofre
pues parece ser nuestro apodo por defecto,
aunque no sea ése nuestro apellido.
Quizá compartamos historia,
al menos con este linaje somos parientes en el lenguaje
Sin meter en el saco al que se llame O'nofre,
pura casualidad de un nombre extraño.
Por lo que más quieras,
aplícate aquello de leer antes de decir.
Es que por más raro que te parezca,
no freirás nada si no lo lees bien
y, por cierto, en catalán no lleva accento.
Lo digo por los amantes de los diptongos.
Para el que no sepa catalán, ahí va un apaño,
así lo leerías en castellano:
Nufrəəs.
Tampoco hace falta que le prestes mucha atención,
pues estamos en peligro de extinción.
Estamos peor que el lince.
No verás mucho el apellido:
somos un fruto escaso
por no decir que quedamos
poco más que cuatro gatos.
De niño tenía la esperanza
a ver si salía alguno y hacía algo importante
para que una vez extintos
al menos quedase algo de nosotros,
por ahí, en algún libro.
Ahora ya me he resignado:
o los que quedamos nos volvemos conejos,
que no creo,
o seremos un linaje como tantos otros
arrastrado por el paso del tiempo
hasta algún rinconcito
allá en el olvido.