martes, 20 de diciembre de 2011

El libro de la sangre reseca

Cuando una página del libro
queda manchada de sangre
se pueden seguir pasando las hojas
pero si alguna vez,
por un golpe de viento
o un desliz
se regresa a ella,
veremos que la mancha sigue ahí.
La herida que la produjo
a lo mejor habrá sanado.
Con todo, ése libro,
en ésa hoja
ya ha cambiado
y no hay vuelta atrás.
La sangre, reseca,
permanece.
Ya forma parte del papel.
No es necesario que broten
mares ni ríos magentas.
Sólo con una gota,
roja sobre blanco,
y para algunos el libro
ya se habrá hechado a perder.
Al carajo con ellos.
Este enorme biblioteca
está llena de libros manchados,
sucios, rotos y despedazados.
Si andas entre los estantes
veras hojas sueltas en el suelo,
libros tirados, en los rincones,
bajo la pata de la mesa.
Lomos desgastados.
Páginas sesgadas.
Heridas, cicatrices,
y algunos sin mácula,
en cajas, llenándose de polvo.
Hay toda clase de libros
y en toda clase de estados.
En esta biblioteca no hay dos copias iguales
ni en sus letras ni en su aspecto.
Así que si en una noche
fría de invierno te estremeces
pues vas y te pones el abrigo
pero no me quemes aquellos que no te gusten
aunque te parezca que nada se vaya a perder.
Ah, y el libro de la sangre reseca,
cuando acabes de leerlo,
lo dejas otra vez en el estante de tu derecha.

viernes, 16 de diciembre de 2011

El virgen del Slam

En principio no iba a poner éste poema en el blog, pero ahora me lo he encontrado en una carpeta del ordenador ya olvidada y me lo he repensado. Bueno, es el poema que recité en el Poetry Slam de Barcelona de noviembre. Vamos, la primera vez que recitaba.
El pájaro que sale aquí abajo es un servidor.
Así que sin más preámbulos... El virgen del Slam.



Soy el virgen del Slam.
Digo el virgen y os preguntareis: ¿y a mí que me importa la vida sexual de éste?
A ver, sí, soy un hombre y pienso bastante en el tema, pero no voy a entrar en eso.
Pues es que hoy, ante todos vosotros
por vez primera, en un escenario,
lejos de los críticos bienintencionados que son la familia,
mis versos penetran al sonido.

Vengo sin grilletes, sin cadenas,
con voz insegura, eso sí, y papel tembloroso.
Gustoso de estar aquí ante vosotros
arremetiendo contra el silencio y arrojándoos
palabras que la musa me susurró.

Esta es mi gran noche de estreno y la palabra nervioso
más bien me sabe a poco.
Mas no os preocupéis: traigo protecciones.
Lo único os pediré que me perdonéis
si mis formas son toscas o la manera
en que manejo la situación y gesticulo
no es del todo acertada.

Hace algunos años, como tantos otros,
fruto del dolor y el desengaño,
descubrí el placer de clavarle al papel
la tinta y mi sentir, verso tras verso, estrofa tras estrofa,
poema tras poema.

Con este micro que me han dejado
y el papel que tanto sudor ya contiene
ando en busca de un molino,
¡Avisadme si veis alguno!
Pues ardo en deseos de enfrentarme con uno.

Un molino que dé pie a que mi mente vuele
e imagine grandes hazañas, desoladoras tragedias
y todo aquello que me pueda servir
para hacer a la musa menos esporádica, menos caprichosa,
por no llamarla desgraciada.

Me falta mucho que aprender,
mucho que intentar, descubrir y ejercitar
pero esta noche, amigos y amigas,
me toca probar el recitar.

Deseo que os haya gustado o al menos entretenido.
De no ser así, tranquilos,
diré gracias, inclinaré la cabeza y enseguida bajo.

Con mucho cariño (o "Con cariño 2.0")

Hijas de Zeus y Mnemósine,
a las nueve que sois las grandes musas,
perdonadme si os ofende lo que pueda escribir
y, por favor, no hagáis mucho caso
a lo que a éste le vaya a decir.

A ti,
alimaña que te crees su favorito,
ahora me dirijo.

A veces hace falta
que te digan lo que no quieres oír.

A veces hace falta
que tropieces con la misma piedra.

A veces hace falta
sentir la rabia que ello te produce.

A veces hace falta
ser ofendido y ver cómo no hay que decir las cosas.

Habrá que aprender a escuchar de todo.
Aguantarse las ganas de reventarle la cabeza con la piedra.
Tragarse la rabia o hallar otras vías para eliminarla.
No darse por ofendido, pues es peor el ignorar que mandar a la mierda.
Ya miraré otro día como decir las cosas,
entreteniéndome con rimas y medidas.

Aquí uno todavía está aprendiendo
y cada verso es algo nuevo.
No tengo estudios de letras,
yo aprendo experimentando.
Tú que has criticado tan duramente
a éste mero aficionado,
sin ningún tacto ni reparo,
no has tenido en cuenta que hay aspectos de la clásica
que simplemente desconozco
porque nadie me los ha presentado.
Ahora mismo no estoy desanimado.
Es la rabia, me la has despertado.

La rabia es combustible.
Como el amor, el odio,
hace volar la pluma
con un sabor pocas veces tan placentero.

Ah, por cierto, si no te gusta mi versar,
a ti que tanto te crees superior,
te ignoraré a partir de mañana:
hoy, mi versar, te escupirá en la cara.

Pues, a pesar de tu vista, no me voy a fijar
si éstos son hepta, hecta o putasílabos.
A la rima... hoy paso de ella,
que se busque a otro cliente en la calle.

Y la estructura

me

la

pela
casi tanto como tu sentido estético
en tus "poemas".

Oh, ¿te escandaliza mi lenguaje?
¿"eso no se escribe en un poema"?
Tengo muchos pelos en el cuerpo,
de hecho tengo un montón en los cojones,
pero si quiero puedo no tener ninguno
en la lengua.

Me sobran los registros.
De hecho, me sobran casi tanto
como tus comentarios y opiniones.

Nota:
mañana ya escribiré un poema de amor.

martes, 13 de diciembre de 2011

Un matiz

La historia es la misma
pero si la escribes en verso
el matiz es distinto
y parece más cercana, más personal,
como si la contases de tú a tú.

Aquel día gris parece tornarse más triste.
El viento helado dirías que no es solo aire
sino un cómplice de la situación
que esconde su saber en frío aullido.

La calle desierta sería mucho más.
Un reflejo de la soledad,
la falta de cariño
y las ganas de tener alguien a quien abrazar.

El silencio,
sólo roto por el viento y sus pasos,
la losa que le oprime contra el suelo,
dificultando su andar.

De golpe una persona andando,
en día nubloso y aireado,
por una calle donde no hay nadie
parece mucho más
que solo eso.

Por un matiz.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Duelo entre poetas

¿Te imaginas en la época de Góngora y Quevedo?
Con sus bandos, como si fuesen matones.
Atacándose líricamente.
Clavándose afilados versos en cruel estocada.
Corría el siglo de oro,
tiempo del Conde-Duque de Olivares.
Culteranistas a un lado,
conceptistas al otro.
Empuñando sus plumas
cual sables sedientos de sangre.
En medio el papel
y ríos negros de tinta
que, pese a no ser rojos,
parecían brotar como sangre
salpicando de sus cortes y heridas.
Coincidieron en aquellos años
con Lope de Vega
y algunos poetas clasicistas
pero ninguno se metió
en dicha reyerta.
Era un duelo estrófico.
Dos corrientes que chocaban en la marea.
Dos poetas, distintos, eso sí,
pero no hay duda que lo eran.

Buenos y malos

Nunca fuí muy dado
a inclinarme y besar manos.
No en un gesto altivo,
es que no veo donde afecta
el colgar una medalla en el pecho
o la ropa que lleve
al respeto que le debamos
a otro ser humano.
Al fin y al cabo
hay bastardos con todo tipo de uniforme.
Sí, con todo.
Ninguno se libra
por más que unos y otros
se empeñen en negarlo.
¡Ellos son los malos!
¡No! ¡Lo son ellos!
Es curioso que en un mundo lleno de buenos
seamos, a la vez, todos malos.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Soy

Soy lo que soy
y tengo lo que tengo.
Sólo hay dos acciones:
hundirme en la miseria
viendo que querer no siempre es tener
o aceptar tal como son las cosas
y, al menos intentarlo, estar orgulloso.
No puedes cambiar lo que eres
ni una parte de tus circumstancias.
Ante eso, ¿qué vas a hacer?
¿hacerte mala sangre?
No sirve de nada.
No te aporta nada.
Tú haz lo que puedas
y la vida ya hará el resto.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La poesía te llama

Todo el que vive, el que siente,
ya es un poeta inconsciente.
Sólo te falta hallar el estado de ánimo
que te anime a escribirlo.
Vamos, inténtalo.
Piensa en unas frases
donde expongas lo bonita que es la vida,
o lo jodida que puede llegar a ser-lo,
o lo que pienses, lo que sientes,
o lo que viste o no viste,
o lo que has sentido alguna vez,
lo que has perdido o arriesgado
o no has hallado todavía.
¿Quién dijo que la poesía
sólo es aquello que nos parece hermoso?
¿Acaso no lo es mucho más la idea
que algo que ves escrito
más que para ti, para su autor,
es un tránsito de sus latidos
al papel?
A diferencia de otros géneros
la poesía tiene doble objetivo:
escribirla para ser leída,
pero antes que eso,
escribirla... para ser escrita.
No se parte de un gesto altruista.
Es una llamada que, con su eco,
se desplaza por tus recovecos
como una idea insistente
disfrazada de palabras.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

En un bar

No era él el más valiente
ni ella la más guapa del bar
pero la música parecía pedirle
que la invitara a bailar.

Ninguno de los dos supuso
que con tiempo se iban a casar
y tras tener unos cachorros
formarían lo que se dice un hogar.

Sólo querían divertirse
y los contoneos, el ritmo, disfrutar.
Poco a poco surgió la chispilla
y ninguno la quiso apagar.

Quedaron para conocerse,
tomar algo y charlar.
Lo que fue una cita fueron dos
tres, cuatro y luego un no parar.

Nada, que habían sentido el flechazo
del plumoso niño y de su azar.
Dos que tuvieron suerte
y del amor podían disfrutar.

Más detalles no quiero dar
pues no es lo mío el chafardear.
Sólo una cosa, no os extrañeis
si algún día a aquel lugar vais a parar

y escuchando una canción de glorias pasadas,
veis, en un rincón del local, a una pareja bailar.
Serán ellos, que cada año,
les gusta su primer encuentro recordar.

martes, 29 de noviembre de 2011

Prueba

Adelante, haz el paso.
Aprovecha el ímpetu que ahora mismo te corroe.
Si esperas demasiado quizá te aprieten las correas
de la desidia o la duda
y no te atrevas luego a intentarlo.
¿Qué te puede pasar,
que descubras que eso no es para ti?
Sólo hay un modo de saberlo.
O eso o seguir en la duda.
No te engañes, la incertidumbre
nunca da respuestas.
Es importante tener pasiones
que te den euforia en los buenos momentos
y te animen y hagan seguir pa lante
en los no tan buenos.
Si el poeta no hubiese cogido la pluma,
si el fotógrafo no hubiera apretado el botón,
no lo habrían descubierto.
Nadie buscará por ti.
Si esperas que te lo sirvan en bandeja
o tienes muy buenos amigos, o mucha fe
o estas inmerso en la ceguera.
Así que levantate
y con pantufla o bota de piel
con zapato o sin él,
avanza el pie.
Pues sólo así descubrirás
aquello que, por dentro,
te haga decir: ¡lo hallé!

lunes, 28 de noviembre de 2011

Te espero

Permanezco de pié en el comedor.
Mirando por la ventana...
queriendo verte venir
o escuchar tu voz al telefonear.
Fuera hace buen día.
El sol resplandece en el cielo azul
y el viento no se atreve a tocar aquellas nubecillas blancas.
Yo sigo aquí y no me quejo.
Es donde debo estar.
Hará apenas una hora
me he lavado los dientes,
me he repeinado un poco
y me he puesto la camisa blanca, pura,
preparado para saludarte con una sonrisa
al momento cuando te vea entrar.
En este momento me aguanto las ganas de fumar
por ley y por respeto a ti.
No quiero que te incomode mi aliento a tabaco,
ni a ajo, ni a nada que te pueda molestar.
Esto no es lo mismo sin ti.
Falta vida entre estas cuatro paredes
si nunca acudes.
No digo que vengas a diario,
ni siquiera cada semana.
Sólo que, de vez en cuando,
vengas aunque sólo sea a saludar.
Así que, estimado cliente,
escucha lo que te dice este camarero
y vente algún día al restaurante
a comer o a cenar.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Motivo

No escribo porque me guste,
escribo porque es una necesidad.
Esto no es arte,
es una tortura.
Es una representación del ciclo de la violencia.
La musa me tortura a mi
y yo torturo a mi verso.
Todo ello, eso sí, estando los tres de acuerdo.
Disfrutándolo, a lo sado.

martes, 22 de noviembre de 2011

Da igual

Da igual el color del cielo.
Da igual si hace calor o llueve.
Da igual si es temprano o tarde.
Da igual que el andén o el tren
estén vacíos o repletos.
Da igual que siga sin encontrar trabajo.
Da igual que en los auriculares
haga que se repita la misma canción.
Da igual que mire alrededor
o pase de todo.
Da igual que pasen los días.
Da igual que se me hayan secado las lágrimas.
Da igual que me empeñe en seguir con la poesía.
Ahora mismo me da igual.
El mundo parece distinto:
las letras de las canciones,
las ciudades, los paisajes,
el viento, el barro...
Todo.
Será porque esta herida
también es diferente.
No quiero ni imaginar como deben ser
tantas heridas mucho peores que otros han vivido.

sábado, 19 de noviembre de 2011

La princesa del cielo

Tengo la musa en carne viva.
Estando así se hace dificultoso
tratar de versificar con ella.

Es lo que tiene tumbarse mirando al cielo
en una noche de tiempo infinito.
Viendo una luz brillar en lo alto.
Admirando una estrella sin igual en el cielo oscuro.

Boquiabierto ante ella,
alguna que otra luz, no tan perfecta,
atraviesa la bóveda a menor altura
pero no son estrellas, solo son aviones.

Son también luceros, pero
¿cómo vas a compararlos
con semejante astro?

Los observas mas al poco desaparecen
y ya los has olvidado.
Ése puntito centelleante se queda.
Ni le olvidas ni desaparece.

Permaneces, absorto a ratos,
pensativo a otros,
admirándolo o cerrando los ojos
para descubrirlo de nuevo al abrirlos.

Entonces te das cuenta
que llevas demasiado observando la estrella.
Te levantas, decidido, y extiendes el brazo
para descubrir que es inalcanzable.

Bajas la humedecida vista al suelo
preguntándote si siempre ha estado tan lejos
o esto te pasa por esperar demasiado
a ponerte en pie y tender la mano.

No lo sabes y la duda poco te importa.
Lo que importa es el resultado:
se te hace de día
y dudas que vuelva el ocaso.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Pequeño fragmento de un poema muy especial

Si algo he aprendido tras todo este tiempo
es que no hay peor respuesta que la incertidumbre
de no atreverse a preguntar.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Palabra quebrada


La palabra creía su espada
cuando a ratos, a su capricho,
la empleaba sobre el papel.

La usaba en arrebatos furiosos,
forzándola sin ningún talento,
maquillándola sin conocimiento.

Incapaz de una simple metáfora,
un doble sentido,
ni siquiera un sentido figurado
que fuera al menos tan hermoso
como pueda serlo la hoja...
en blanco.

La hoja, blanca,
como blanca su imaginación,
su habilidad, su capacidad de crear imágenes
que además de tener un sentido
fueran dignas de ser evocadas.

La palabra, si era su espada,
más que mellada,
ya estaba quebrada.

Quebrada como su voluntad
en agonía, esperando a la que fuera
la última estocada.

domingo, 9 de octubre de 2011

Nuevo blog: Recitales BCN

¡Hola!
Hoy voy a escribir una entrada sin poesía pero, como siempre(o muchas veces), relacionada.
Ahí va un poco de auto publicidad...

Bueno, pues resulta que he creado otro blog para ir poniendo los recitales poéticos que se hagan en Barcelona y provincia. No hay nada como querer mirar por internet los recitales que se hacen... la información está muy dispersa. Por eso voy a intentar este nuevo proyecto pero sin terminar este otro(ya os creíais que os ibais a librar de mis rebuznos).

sábado, 8 de octubre de 2011

Mimosa musa


Mi musa es libre, como parte
del verso cuyo autor resulto.
Acude cuando quiere, resta
con calma mientras ronda entre

mis versos, huye cuando capta
que tiendo redes tras de ella
y sueño priva pues su gozo
cansada noche lleva atado.

Mi musa es dulce. Tal y como 
un día vino, siendo fecha
dichosa, viene y va si quiere.
Escucha casi siempre cuanto

le pido. Pocas noches sigue
aquí, jugando, cuando digo
descansa, ella gime y gime
mas algo, poco, caso hace. 

Mimosa amiga, fiel escriba,
que llevas algo escaso, raro:
aquel que siente dentro puede,
 salvado tuyo, ver aquello

que pugna y ruge. Tal desgarro
surgir conllevas, siendo grato,
sin duda. Juntos, versos blancos,
aquí, en este día, helos.

viernes, 7 de octubre de 2011

Us haig de dir una cosa

Estava fart de tot.
No veia cap raó per a continuar
ni creia que res ni ningú
em podrien fer canviar
d'opinió.

No hi havia pensat
mai abans
però com si fos la cosa
més natural del món
em sorgí la idea a la ment
i de tant en tant, tornava:
¿per qué no acabar
d'una vegada amb tot?

Durant un temps la relegava
a l'oblit i l'ignorava,
però poc a poc anava
agafant força, i amb el temps
m'imaginava com i ho organitzava:
no fer-ho a casa per a que
no fossin ells els qui em trobessin,
quin mètode seria el menys dolorós
i què passaria quan jo ja no hi fos.

A casa no ho explicava,
no els hi volia fer passar malament.
Amb la resta de gent tampoc ho parlava,
no volia que es riguessin de mi
ni em miressin com a un boig.

Al final vaig triar la data.
Ho vaig planificar tot
i vaig estar a punt de fer-ho
però tot just abans de deixar-me anar
em vaig fer enrere.
Llavors ho vaig explicar,
en confiança, a casa.

Després va haver-hi,
com deia jo,
anar a veure
al metge dels bojos.

No va ser una cosa sola
la que em fes abandonar la idea.
El conjunt de les consultes,
el veure la preocupació dels pares
i començar a ser conscient
que havia de canviar la forma
d'observar les coses
em va portar, poc a poc,
a un nou sentit per viure.

Ja ha passat el temps
però res d'això serà oblidat.
Aquesta experiència forma part
de mi, del que sóc,
i encara que encara em costi
de dir gaire que
em va faltar poc per ser un suïcida

m'agrada dir-ho quan veig a algú
que ho passa malament.
Només haig de pensar que
si aleshores m'ho haguessin dit a mi
potser m'ho hauria mirat diferent
i encara si ho fessim més
potser no tanta gent al final ho faria.

17/09/2011

Razón de peso


Razón de peso, ésa,
que tiene por objeto
probar la gran sorpresa.

Acento, ritmo... reto.
Conceptos que contemplo
en éste heroico intento.

Practico, pruebo...  ejemplo.
Será común secreto
si el ritmo ahí destemplo.

Con tiempo habrá soneto:
Os hago la promesa.
Probar dejóme inquieto.

En este andar, traviesa,
la musa su trayecto
detiene y me confiesa
que es libre el verso electo.

martes, 4 de octubre de 2011

Poema debido (y por deber)

Ya lo dije en el último verso escrito
que estos otros llegarían.
Perdona el retraso, no me había fijado
que los días han pasado.

El motivo de mi despiste, mi falta,
debe ser pensar demasiado ya que,
si te tengo en la mente,
el tiempo pierde su sentido.

Podría ahora pasarme
infinidad de versos diciéndote como eres,
lo mucho que significas
y lo importante que eres para mí.
Todo eso no es nuevo
y ya lo sabes; además,
es muy fácil afirmar
mil cosas en el papel.

En lugar de ello
intentaré, en estas líneas,
sobrepasar afirmaciones vanas
o sospechosas de que
pudieran serlo.

Para ello no me valgo
de argumentos ni razones
imposibles de refutar
ni intentaré camelarte
con hermosas palabras,
que dejan buen gusto,
pero no son más que eso.

Con lo simple y complicado que es
seré sincero:
No me gusta todo de ti;
no es imposible que
la vida nos separe
como tampoco sé
lo que pueda suceder mañana
pero, pase lo que pase,
te amo.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Con cariño

Dedicado a cierto individuo

A veces hace falta
que te digan lo que no quieres oír.

A veces hace falta
que tropieces con la misma piedra.

A veces hace falta
sentir la rabia que ello te produce.

A veces hace falta
ser ofendido y ver cómo no hay que decir las cosas.

Habrá que aprender a escuchar de todo.
Aguantarse las ganas de reventarle la cabeza con la piedra.
Tragarse la rabia o hallar otras vías para eliminarla.
No darse por ofendido, pues es peor el ignorar que mandar a la mierda.
Ya miraré otro día como decir las cosas,
entreteniéndome con rimas y medidas.

La rabia es combustible.
Como el amor, el odio,
hace volar la pluma
con un sabor pocas veces tan placentero.

Ah, por cierto, si no te gusta mi versar,
a ti que tanto te crees superior,
te ignoraré a partir de mañana:
hoy, mi versar, te escupirá en la cara.

Pues, a pesar de tu vista, no me voy a fijar
si éstos son hepta, hecta o putasílabos.
A la rima... hoy paso de ella,
que se busque a otro cliente en la calle.

Y la estructura

me

la

pela
casi tanto como tu sentido estético
en tus "poemas".

Oh, ¿te escandaliza mi lenguaje?
¿"eso no se escribe en un poema"?
Tengo muchos pelos en el cuerpo,
de hecho tengo un montón en los cojones,
pero si quiero puedo no tener ninguno
en la lengua.

Me sobran los registros.
De hecho, me sobran casi tanto
como tus comentarios y opiniones.

Nota:
mañana ya escribiré un poema de amor.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Primer "Libro": La felicidad no es completa

¡Hola a tod@s!El motivo de esta entrada es que he hecho mi primera selección de poemas y lo he preparado como un "libro". Libro entre comillas porque no va a ir a ninguna editorial ni me voy a dejar pasta para que me encuadernen unos cuantos. Prefiero hacermelo yo y que lo lea quien quiera. Solo faltaría que se tubiera que pagar para leer mis poemas... Con lo bonitos que son los pdfs de descarga gratuita... y este más, por supesto xD
Ahí lo teneis... mi "La felicidad no es completa"

Si clicais encima podreis acceder a él, descargarlo, miraroslo, imprimirlo...
¡Espero que os guste!
Sed felices,

Senofrari

jueves, 22 de septiembre de 2011

Alegría

Me sorprende la alegría
al descubrirme tan novato.
Ni celos ni envidia,
justo bordeando la euforia:
Eso sí es poesía.
Me queda tanto que aprender...
Palabra, verso, rima y sentido.
Pocas veces así de fuerte lo he sentido.
Ni rabia ni pena,
justo deseos de mejorar:
para ser poeta de verdad.
Me queda tanto que intentar...
Sinónimo, frase, terminación y significado.
Pocas veces he desarrollado su significado.
No es lo mismo hojear que leer.
No es lo mismo oír que escuchar.
No es lo mismo escribir
que versificar.
Mientras tanto,
en mi intento,
seguiré rebuznando.

martes, 20 de septiembre de 2011

Gusanos de acero

Serpenteando en las entrañas
de la capital lodazal
su subsuelo oscuro atravieso.
Nada como estos gusanos
de hierro y acero
para viajar sentado,
de pie o asfixiado
con el calor humano
sin pizca alguna de erotismo.

Un fluorescente parpadea con cada sacudida.
Distraido, observo alrededor,
sin hacer mucho caso
pero estando ojo avizor.
Es lo que tiene ir por aquí,
la fama del lodazal
desde las cimas de cemento
a las entrañas de arena y cal.
Para decirlo fino:
hay algunas manos largas
y parece una charcutería.

Lo digo sin agravios
hacia tan insigne ciudad,
es que según he oído, se chismorrea,
ése es el detalle que algunos turistas
se llevan de recuerdo;
O si no el plus en la tarifa
por guiri, por extranjero.
Pero todo ello con cariño,
eso seguro, y si puede ser
acompañado de ginebra, sangría
o de una clarita.

Así es la vida

Brilla el sol un día más en su ascenso matutino.
La luna, en despedida forzosa
manda esconderse a los luceros
incapaces de enfrentarse a la luz incombustible
del astro rey, nuestro lucero,
que de la pasión que pone en su tarea
atenuado nos da la vida
y en su esplendor nos la arrebataría.
Rayos y ondas,
sombras y reflejos.

La naturaleza es la dama
más hermosa, tanto en la vida
que podemos ver a nuestro alrededor
como en los fenómenos que la conforman
y guían los pasos del entorno.
La hermosura del huracán
aunque al poco nuestra casa vaya a arrasar.
La hermosura de la ola del tsunami
viéndolo en primera fila, al borde del abismo.
La hermosura del volcán
antes de que marque nuestro final.
Porque las cosas pueden no estar hechas para nosotros,
pero ello no quita que sean muy bellas.
Como el caer de la avalancha,
en nube blanca sin ser niebla,
con la fuerza de la tierra sin ser barro.

Todo ello iluminado por el foco
que alguien plantó en lo alto,
bastante antiguo, por cierto,
pues no pemite tanto juego como los modernos
que ves hoy día en los teatros.
Su magia es distinta,
con más energía.

Esperando

Cuadros negros bordeados de blancas rectas.
Paredes blancas.
Columnas blancas.
El techo, a cuadros, blanco.
Luz blanca.
Sillas... marrones,
y un par de plantas, verdes.
Mi mente, que lo ve todo negro,
en blanco.
¿Qué color es el del infinito?
Si es que tiene,
porque ya he perdido la cuenta del tiempo que me tienen
aquí retenido, en contra de mi voluntad, esperando.
Suerte de la máquina... de café,
porque hasta a eso le llaman café.
Será porque asocian sus colores
al marrón y negro del café
y al blanco de la leche.
Esperando en la sala del tiempo infinito
sigo con mi "café" en el vaso,
que mi mano sostiene, esperando.
Esperando... esperando, esperando
¡esperando!
Cansado de esta palabra,
me abruma ya al hartazgo.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Luz

A ti, claro del día,
no al de los astros, luna o artificio,
que vienes día a día
a nuestro beneficio
acompañando al sol pues es tu oficio;

que con calor nos das
la vida y ver el mundo nos permites,
ruego me concedas
este intento cortés
de escribirte versos como de antes.

Siendo pues tú etérea
al despuntar el alba me emocionas.
Acudiendo aérea
al día condicionas
y a alguno, con las nubes, lo traicionas.

¡Oh, Luz! Tan juguetona
que o nos engañas o nos dejas boquia-
biertos; espectros, tona-
lidades, sin sequía
en mil matices. Sólo puedo decir: ¡quia!

domingo, 18 de septiembre de 2011

Calentando... ¿manguitos?

Calentando motores.
Con el bolígrafo en la mano
y el papel ya no vacío.
Con los cascos en la cabeza
y la música retumbándome al oído.
Cada uno se prepara como quiere, o puede,
en su llamada a la musa.
Unas veces con más acierto
otras sin nada de eso.
Cada persona es un mundo
y el mismo mundo a cada instante es un mundo.
Unas veces te ayuda el silencio
y otras, el ruido.
A veces te apetece contar
o jugar con el final de las palabras.
Otras escupes tinta,
días en que dices:
hoy a lo cefalópodo.
Todo eso es poesía, diría,
con el crédito que se le de,
a mi criterio.
Solo es cuestión de no leer
el texto como el prospecto
sino leer la sensación, el sentimiento,
porque como tantos dicen
el lenguaje no es el mensaje
sino un código,
y a este pedazo de papel
le deben llamar canal.
Será cuestión de aprender a nadar
o ponernos unos manguitos.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Como un charco

La vida es como un charco
que, poco a poco,
se va secando.
Lentamente va menguando
aunque a veces alguna llovizna
lo haga parecer menos estanco.
Puede llenarse de verde,
mezclarse con marrón
o ensuciarse con gris.
Puede oler bien,
a nada o tener hedor propio.
Puede hacer crecer en su cobijo
o ser un páramo sin uso fijo
sirviendo solo para que
se revuelquen en él los cerdos
o beba un animal desatinado.

No te fies

Es muy fácil dar consejos
pero que rimen no tanto.
Pese a todo voy a intentarlo
aunque no me lo hayan aconsejado.

No te fies de la expresión del actor
ni de la promesa del especulador.
No te fies del compromiso del político
ni de la ceguera de la justicia.
No te fies del que te asegure mucho
ni del que no se moje nada.

Pero sobre todo
no te fies, mucho,
de la voz del poeta.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Mala suerte

Es curioso, o al menos a mi me resulta,
ver lo frustrante que puede llegar a ser
querer trabajar, no estar parado,
estar sin labor, sin sueldo.

Pero el mundo sigue girando alrededor,
ignorando el malestar que me corroe.
Pero la vida sigue y continúa,
afortunado yo que tengo a alguien
que me sostiene.

A veces parece que el universo
conjure solo para joderte.
Salir el año en que a la sanidad
le recortan hasta las pelotas.
Te hartas de dar vueltas y repartir
"pamfletos" con tu cara en ellos.

Sí, señor, no tengo experiencia.
Verá es que acabo de diplomarme,
y esta es una mala añada:
la poca uva que hay, la tiran.

A ver si el tunel tiene boca
o se me ha tragado
y se ha derrumbado la entrada,
porque ahora está todo a oscuras.

Sólo me quedan tres cosas:
escupir tinta en el papel,
traginar platos los fines de semana
y cagarme en mi puta mala suerte.

Será cuestión de aguantarse,
sin creerse especial, con suerte,
igual que tantos otros
que están ante la misma piedra,
hace poco lo estubieron
o les falta poco para estarlo.

Al fin y al cabo parece
que hoy en día esté de moda.
Diría que hay dos corrientes
de moda vigentes:
tener demasiado tiempo libre
al no tener trabajo
o debatir entre comprarse
un Mercedes o un Audi.


Por suerte el papel y la tinta
todavía no han subido tanto
como los libros o la música.
Por suerte hay internet y los blogs
que si tienes manera de acceder
no tienes que pagar (más)
para leer y escribir.

Pero tiempo al tiempo.
Pagamos por agua, luz,
conducir por la calle, tener un hogar...
A ver cuando se les ocurre
cobrarnos por pensar.

No me gusta esta suerte:
quiero que me la cambien
o me devuelvan el dinero.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Hey,
it's me again.
Do you remember
las thing you said?

When I told you my dreams,
without a cheat, and no regrets.
You said, it was no, the answer
and that's what I keep on, set.

Don't worry, it didn't hurt
more than a kick in my hearth.
It was the only way, I guess,
to know if more than I,
the word we, wouldn't be a mess.

Didn't know before
that even worst than a bad feeling,
when all that seems to drain from you,
it comes to visit you: the emptiness.

It's meant to be, maybe.
Don't worry, I'll respect,
and fully accept,
with no regrets, no cheats,
that word you said.

Fin del camino

Creo que me has cambiado
para mejor, sí, pero
sin darme cuenta te has adentrado
y alterado lo que deseo y espero
sea mi alma y mi esencia.

Podría decir que nunca antes
había notado algo así, intenso,
pero mentirte no quero,
porque mis pensamientos constantes
te desean lo mejor y pienso

sí, lo hago, cuidado,
que antes ya creí hallar a alguien
a quien seguro en ti ya he hallado
pero me doy cuenta que como en ensayo
un sentimiento casi sublime en ti hallo.

El corazón da en la vida
muchos trompos y volteretas
y sin que creas que uso tretas
creo que por fin se ha aposentado
el mío, exhausto, se ha relajado.

Pues no es un alto en el camino
ni creas que es entretenimiento
el estar contigo y lo que digo
sino fruto del sentir y pensamiento.
Que es en tí que he hallado

mi paz, mi fe y espero destino.
El camino quedó ya claro
que era a tu vera donde paro
y termino mi andar, con tino.
Siente mi latido: con él el resto te digo.

Espera, que guardo

¿Te imaginas
tener la visión de conjunto
de lo que te ha pasado, de lo que te acontece
y de lo que te sucederá?

¿Ver realmente
si aquello que te pasa
es buena o mala suerte?
Está claro
que valoraríamos las cosas
de un modo distinto.

El peso de la experiencia
no sería tan fuerte
ni viviríamos de un modo tan vivo.
La pregunta es:
¿es necesario dar siempre
todo el rodeo de la experiencia
para llegar a la conclusión,
incluida la experiencia ajena?

Si pudieras decir:
espera, guardo y pruebo esto
y si falla cargo de nuevo o
voy al punto de guardado
y te digo.

Que alguien me explique
los trucos para ganar vidas,
dinero y accesorios
porque no los encuentro
ni en internet ni en las guías.

martes, 13 de septiembre de 2011

Disecar emociones

Es hermoso ser capaz de escribir
sobre aquello que nos resulta extraño.
Versificar la alegría, el daño,
sin hacer falta todo ello vivir.

Todos esos sentires exhibir:
estar enamorado, ser huraño,
éxtasis, amargura y con paño
al otro verso ánimo reescribir.

Narración de fábulas e invenciones
recolectando varias sensaciones
siendo estas propias, en ocasiones.

De lo teórico sacar lecciones.
Analizar sin vivir emociones.
Disecar el corazón, sus canciones.

En lo alto

Te esfuerzas.
Miras adelante
o al menos lo intentas.
Parece que no haya lugar
para la esperanza
pero pese a todo
sale el sol un día más.
Aunque a ratos
dirías que no tiene brillo.

viernes, 19 de agosto de 2011

Búsqueda

Una búsqueda que continua.
Una búsqueda que parece eterna.
Una búsqueda sin guión
ni parámetros a los que ceñirse.

De las que no tienen un final
de los que se ven claros,
de los que parece que
el final ha de llevarnos a algo.

Mirando por donde se ha pasado,
los caminos que se tomaron,
los que no me atreví a tomar
y los que no eran para mi.

Una búsqueda sin sentido
pero que en ella se te van
todos ellos tomados sin tregua
por un corazón que los retiene.

Algo que parece tan sencillo
y da frutos tan amargos
cuando no se reconoce el
terreno ni se alcanza a ver

el rumbo que se ha de tomar.
Cuando las dudas más que
mar son océano
y entre tantos frutos

o ninguno lo puedes probar
por no ser el adecuado
o el que quizás lo fuere
lo dejé intacto, rehuyéndolo

quién sabe si por miedo
o que su sabor no fuese
acorde a lo que esperaba
o no lo supiese coger

y lo dejase mellado
sin querer y con toda
la pena del mundo;
y aquel que te parece

justamente el más adecuado
es aquel que rehuyes
y no quiere intentar probar
sin ni mirar

si el camino se podría
recorrer, si aquel sendero
que miraste y parecía
un sendero de rosas,

mientras te aproximabas,
iba a resultar aquel
en que encontrarías
a la mejor de toda hispania.

jueves, 18 de agosto de 2011

Tu camino

Debe de ser cíclico.
Hoy te parece que
todo esta claro y lo entiendes
y mañana volverás a estar
como anteayer.

Con las mismas dudas
o diferentes,
tampoco lo tienes muy claro:
a veces parece que todo
se acabe entremezclando.

Como si una bocanada
de algo que no viste venir
te embiste y penetra en tu ser.
Como si algo en tu mente
estuviera jugando con tu corazón.

Buscas soluciones fuera
a un problema interno.
Porque das por sentado
que hay ese problema
y por ahí anda la solución.

Esperando que la encuentres.
Esperando poder solucionar
lo que, tal vez,
no necesite solución
sino tiempo y ganas de pensar.

Te dices una y otra vez
que crecer es dejar de
dudar constantemente.
A lo mejor no es así.

Quizás consiste en ser
consciente de las que se tienen,
integrar las respuestas
y pasar a las siguientes.

Poder mirar atrás,
comprender lo que se deja
y avanzar un paso
no siempre adelante,
pero no deja de ser un paso
en alguna dirección.

A un destino que nadie
podrá decirte.
A un lugar que
te puede sorprender
a ti más que a nadie.

Sea donde sea
donde te lleve el camino
tendrá sus cuestas y pendientes
Eres tú el que debe pasar por él
y al final seguro que vale la pena
seguir caminando.

Aunque solo sea
para volver la vista atrás.

viernes, 8 de julio de 2011

A veces

A veces
uno escribe y por
el simple hecho
de ser el que llena
el espacio en blanco
cree tener algo que
vale la pena
ser escrito.

Consejos
cuando justo por las
malas sensaciones que
tienes estás escribiendo.

Grandes afirmaciones
cuando no estás seguro
de nada; ni de ti mismo.

La retórica del necio.
Ese recurso literario no
me lo habían enseñado.
Será que se nace con él.

Bueno,
igual que hay pintores
mejores y peores...
Y para no variar costumbres
siempre hay el justificar:
peor si se queda
en blanco.

Resulta curioso que
en ocasiones las palabras
creadas en el mayor vacío
parezcan tener más
sentir que las vividas.

Como si lo artificial
formase parte de
la realidad
y lo real dejara de serlo.

Resulta curioso que
por repetir un verso
uno crea al escribirlo
que le da más fuerza
a algo que intenta evocar
fruto no del corazón
sino de una idea.

Ya está aquí.
El recurso fácil de
hacer grandes versos,
creyendo ser un gurú,
cobra ímpetu de verso
en verso.

Es curioso que cuando
es tan visceral lo que te
lleva a escribir
parece que todo
empeño vaya a
disimularlo.

Y ¿para qué escribes
si no es para que lo lean?
¿Para escupirlo?
Eso queda bonito,
escrito,

pero de ser así
lo romperías o
lo guardarías
no lo darías a conocer.

La poesía no es sincera,
o al menos la que
de éste brota.
Es fruto del pensar,
del sentir y
de lo que quiero escribir.

Eso creo porque
al final quien sabe
si es más mio que
de mi subconsciente
o de las palabras
que por mi mente pasan.

Es papel mojado
que cada cual interpreta
como le apetece.

Tonterías rebuscadas
"grandes" problemas
y "desesperantes" situaciones...
porque claro, la realidad
es tan simple y aburrida...

Ya me he cansado
por hoy de escribir.
Ahora, en teoría,
debería poner algo
para decir
FINAL.

sábado, 2 de julio de 2011

La llama

Oh, musa,
dime,¿eres tú quién lo provoca?
¿Acudes a mí en desbordante llama?
¿No? Entonces, ¿quién
perturba mi descanso y genera
una flama que me atraviesa el pecho?
¿Quién es responsable
de que el aliento me salga entrecortado
y me sea dificultoso
el simple acto de pensar?
Como si a la razón la empujara
algo en mí que me es extraño,
que no es físico ni es mental.
Algo que, como un mal,
ha entrado esquivando las defensas
y es detectado al manifestarse.
Ese murmullo, ¿qué me dice el corazón?
¿Amor? No puede ser...
Así, ¿sin previo aviso?
A traición como cobarde,
por la espalda y estando,
como me siento,
desarmado.
Ya afloja, se calma,
pero no desaparece.
El foco de la llama se ha alejado
pero el papel, sin vuelta atrás,
ha quedado prendido.

La profundidad no se mide en pulgadas

Si el sentir fuera
como el hablar
quizá sincera
mejora hallar

en el decir y sentir,
en el trato y pensar,
y aún más fácil vivir
sin nada oculto a tensar.

Quién sabe si
hallarse el modo
se pueda y si
bueno es en todo.

miércoles, 15 de junio de 2011

Refugio

Puedes sentir el viento.
El sol golpeándote a lo alto.
La tierra que pisas, las piedras.
Los pájaros y pequeños insectos
que habitan el bosque por donde andas.

Las nubes retorciéndose y haciendo formas.
Ves los pueblos y ciudades, abajo, ajenos a ti.
Todo tan lejos, parece.
La contaminación, los ruidos,
tus problemas, preocupaciones
parece que te los dejes todos allí.

Notas cada músculo que tensas
para seguir el camino;
cada bocanada de aire,
llenando tus pulmones.
Hasta los mosquitos que te
zumban al oído parecen menos molestos.

No es un camino nuevo,
ni te abres paso entre la maleza
ni pasas por donde no hayan ido antes
pero para ti es más que un camino,
es un reto.

Cuentas las horas de luz,
fijas el norte con los vaivenes del camino
orientándote en las laderas boscosas.
Miras el agua que te queda,
los cruces y detalles del camino
que te indicarán por donde volver.

Paso tras paso,
te adentras en algo que a veces
creías haber olvidado
y es en la soledad de la naturaleza
donde encuentras la serenidad
que ya creías perdida.

Afloran diferentes perspectivas.
Cosas que creías importantes
dejan de serlo.
Te das cuenta de las barreras
que tú mismo te pones
dificultando tus pasos en la vida.

Cada uno tiene sus refugios,
sus lugares donde reflexionar,
analizarse y hacer valoraciones.
A mí que no me quiten
la Serralada del Litoral.

Entre las pocas fuentes,
los falsos caminos del tendido eléctrico,
las panorámicas del Vallès y la costa,
a veces, el tiempo y el espacio,
pierden su sentido.

domingo, 12 de junio de 2011

Metas y objetivos

Mi meta.
Mi objetivo.
Siempre pensamos en los de uno mismo,
pero,
¿y si todos esos conceptos
fueran vacíos?

¿Y si las decisiones que
tomamos según nuestro criterio
nos llevasen a algo no tan nuestro
sino a lo que alguien ya haya decidido?

¿Y si todo ello fuese un sinsentido
justo intentando hallárselo a todo?

Podría divagar, investigar
e invertir tiempo y esfuerzo,
pero,

responder a eso y averiguarlo
no es ni mi meta
ni mi objetivo.

domingo, 1 de mayo de 2011

Decisiones

Muchas veces me he debatido
entre el valor y la cobardía.
Muchas veces he intentado
discernir la razón del corazón.
¿Hay que intentar algo
cuando no sabes si realmente
es eso lo que deseas?
¿Arriesgarte, y lo que es peor,
ocasionar tal vez dolor ajeno
en tu búsqueda?
No distingo del todo
si el análisis es correcto
y puedo defender una postura,
seguir una senda y
intentarlo... o
seguir diseccionando a la emoción
con la esperanza de que no se pierda.

lunes, 25 de abril de 2011

Un hallazgo en la blogosfera

He encontrado en la blogosfera una referencia al mundo de los rebuznadores que me ha gustado mucho.
Esto ha sido en el blog Agua y viento, de Maite Sánchez Romero (que añado a mi lista de enlaces).
La entrada que ha llamado mi atención ha sido "Yo rebuzno" (salta a la vista el motivo). A mí me ha gustado mucho tanto el tema como el contenido y la gracia con que lo ha escrito.
Desde mi colina, lo recomiendo.

Senofrari

sábado, 23 de abril de 2011

Sin musa

Cuando no tienes
nada que contar
es difícil escribir.
Tienes ganas,
te gustaría,
pero es sólo llenar una hoja
linea a linea,
verso a verso,
y sin decir nada,
ahí lo tienes:
conjunto de versos.

Insomnio

Un suspiro.
Insomnio.
No me encuentro bien, ¿será fiebre?
No es físico, ¿será mental?
No estoy loco, ¿será anímico?
La ansiedad que provoca
el no ahondar en uno mismo
debe ser el desencadenante
del noctambulismo de uno.

Poema corto

.

miércoles, 20 de abril de 2011

La generación dormida

Demasiado poco ruido.
La generación dormida,
debiera llamarse.

Los frutos del sudor
y la sangre de sus padres
se marchitan sin que nadie
se digne a mirarlos.

Mientras unos hablan y hablan,
pues realmente es todo lo que hacen,
se va perdiendo, paso a paso,
aquello por lo que tanto hubo que luchar.

El antiguo idealista,
quién jugó su parte cuando le tocó
o se ha vendido y participa
o por edad anda ya fuera de juego.

Esto afirmo pues, si no
¿cómo explicar el largo
lapso de silencio que parece
ha caído sobre nuestras tierras?

¿Cómo explicar la acción impune,
robándonos, estafándonos y
viviendo como nadie más a nuestra costa?

El servicio al pueblo,
o es irónico,
o está mal expresado:
servirse del pueblo.

Mientras, nosotros,
seguimos dormidos.
Mientras papá o mamá
nos sigan manteniendo.

Porqué eso se dice:
Si no, ¿cómo se explica
que dejemos que se paseen
y nos suelten sus discursos
sin hecharles nada en cara?

Despertad, si no quereis ser
una generación perdida
que se abandonó Dios sabe por qué
y se dejó arrebatar todo legado.

Derecho desgarrado

El derecho
a proteger la salud.
Palabras escritas
que si no se mantienen vivas,
si no lo hacemos,
pueden emborronarse
y volverse un privilegio.

Hay cosas más allá
de todo interés personal,
grupal o de un colectivo.

Algo que afecta
a tantos y
de un modo tan distinto.

Algo que para unos
es impedimento a ganar fortunas
para otros es recurso indispensable.

No se pueden cerrar puertas
haciendo promesas al mismo tiempo.
No se pueden cerrar los ojos
a lo real, y soñar lo imaginado.

No se le puede quitar la mano
tendida hacia el pobre
y esperar que pague como el rico.

Es imperativo moral,
cívico y de sentido común
lanzar un grito al cielo.

Pues es pasmante,
peor horror que en pesadilla,
ver al hombre perder su
humanidad y que éste
vuelva la espalda al que
le necesita y precisa.

El derecho
a proteger la salud.
El deber
a no dejarnos arrebatar
ni una pizca de ése derecho.

Dret esquinçat

El dret
a protegir la salut.
Paraules escrites
que si no es mantenen vives,
si no ho fem,
poden esdevenir esborrall
i tornar-se un privilegi.

Hi ha coses més enllà
de tot interès personal,
grupal o d’un col·lectiu.

Quelcom que afecta
a tants i
d’un mode tant diferent.

Quelcom que per a uns
és impediment a guanyar fortunes
per a d’altres és recurs indispensable.

No es poden tancar portes,
fent promesses, alhora.
No es poden tancar els ulls
a lo real i somiar lo imaginat.

No es pot enretirar la mà
estesa cap al pobre
i esperar que pagui com el ric.

És imperatiu moral,
cívic i de sentit comú
llançar un clam al cel.

Doncs es esbalaïdor,
pitjor horror que en un malson,
veure a l’home predre la
seva humanitat i que aquest
dongui l’esquena a qui
el necessita i precissa.

El dret
a protegir la salut.
El deure
a no deixar-nos arrabassar
ni una unça d’aquest dret.

martes, 19 de abril de 2011

Ajo y agua

Uno hace planes.
Se organiza.
Pone esperanzas
en las cosas,
en la gente,
en su suerte
y en la de otros.
Confía en que siempre
será todo como el día de buenas.
La pena es que en la vida,
como en los conceptos del lenguaje,
para poder ver algo como bueno
se ha de haver visto lo malo.
No siempre salen las cosas
como esperábamos, o ni salen.
No siempre la gente es
como debiera o queríamos fuera.
No siempre somos conscientes
que todo es relativo.
Un ejemplo:
estos versos.
Para alguno
porque, espero, lo habrá
al menos se podrá leer.
Para otros muchos
es pérdida de tiempo y esfuerzo.
Uno no puede esperar
que todo le salga bien,
que todo fluya en el sentido que quiere.
De ser así no sería la vida,
sería una historia sin pizca de gracia.
La vida es, a mi criterio,
ajo y agua
y unos pocos dulces.

jueves, 14 de abril de 2011

Principios humanos

A veces una simple palmadita,
una palabra amable o
un sencillo halago
le alegran a alguien el día.

Algo que dura sólo un segundo
deja un efecto que dura
con horas de unidad de medida.

Como si se administrase un fármaco,
a velocidad de goteo bajo.
Como si el que lo provoca
pensara: vale, se lo pondré a un ritmo lento.

No es extraño del todo,
aunque sí un poco,
que haya algo curativo
en la naturaleza humana.

De la naturaleza obtenemos
principios para sanar físicamente.
De los demás, a veces,
otros para mejorar anímicamente.

domingo, 10 de abril de 2011

Sonrisa

Una sonrisa,
a veces, vale todo esfuerzo.
A veces algo tan simple
resulta muy complicado.

Una sonrisa
se puede fingir,
forzar o rechazar.

Si se observa
con todo lo que expresen
los ojos al tiempo,
se puede saber más que
con toda la comunicación verbal
sin ser menor el esfuerzo.

La sonrisa sincera,
aquella que surge de repente y
parece que surja del alma
es ya de por si curativa.

Y aunque no cure el cuerpo
sí lo hace al espíritu.

sábado, 9 de abril de 2011

Tempus mendax

Bueno, para empezar pongo un poema que escribí un día de esos inspirados en el viaje en tren y metro hasta el ambulatorio donde estaba haciendo prácticas.

Tempus mendax

He visto el final,
el presente y sus inicios.
La vida en sus últimos instantes.
Los años de normalidad,
con el reloj del tiempo actuando a oscuras.
Los primeros pasos,
cuando hasta el propio cuerpo se ha de descubrir.

El desgaste físico y psíquico.
La experiencia, los recuerdos,
la frustración, la impotencia,
y, a veces, la soledad.

El tiempo es una vívora
que nos devora día a día.
No siempre lo sabemos,
otras no lo queremos saber.

Al principio parece fábula.
Tenemos un mundo por descubrir,
un montón de sensaciones nuevas,
una alegría intacta por vivir.

Pasa el tiempo y maduramos.
Oímos el rumor de lo que viene
pero creiéndolo aún lejos,
intentamos afianzarnos y encontrar nuestro lugar.

Finalmente aparece la parca.
Unas veces avisándonos con tiempo,
otras sobreviene como un tifón.

Hay momentos alegres,
experiencias para olvidar
y mucho tiempo vacuo.

Imágenes que perduran,
rostros, frases, acciones propias y ajenas.
Ausencias, temores y vergüenzas.
Todo un mar de experiencias,
un basto oceano que es la vida.

Todas únicas, sin copias ni similares.
Algo tan escaso, frágil y precioso
que en un efímero instante desaparece.

Cual fugaz visión, todo aquello
que durante años se mantiene,
perdurando en una mente,
desaparece del día a día.
Quedan restos, los despojos
permanecen en las mentes de otros.

Es curioso como por tan distintos
caminos que toma cada uno
hay aspectos que,
en gran parte del ser humano
se muestran similares.

Aspectos que atraviesan las culturas,
las distintas sociedades,
y permanecen en la esencia humana.

Ahora que ya he visto todo eso
sólo me falta vivirlo.

Y no estaba muerto no no

Pues eso, que parece que el rebuznador sólo estaba tomando cañas.
Que alguien dirá(si lo lee alguien): otra vez este pesao.. ¿no había dado carpetazo ya al blog?
Pues sí, en principio sí, pero he estado pensando(sí, es algo en lo que me estoy ejercitando últimamente) y he llegado a una conclusión. Para seguir escribiendo y que mis versos(hoy en día a todo le llaman poesía...) se pudran en un cuadernillo... pues pa eso los cuelgo aquí y al menos a alguien le hara daño la vista xP(si es que soy tan bueno...jajaja)
Nada, que el burro vuelve de cabeza a la misma piedra.
Sed felices,

Senofrari