domingo, 30 de noviembre de 2008

Poesía acarpa(XVII): El viejo faro de la colina

Tiempo ha que se apagó la luz del faro altivo en la colina. Resta ciego e inerte
en su pedestal, sin compañía.

Ya no hay barcos que lo busquen.
No más miradas cansadas
de ojos anhelantes del regreso al hogar.

Tiempo ha que solo la invernal escarcha,
el aire gélido,
algún que otro aire primaveral, el sol
y la luna enchida ante su antiguo competidor
posan su vista en él.

Nadie recuerda ya sus hazañas.
Nadie piensa siquiera en el servicio,
que sin pedir nada salvo la atención,
ofreció a quien lo necesitara.

Las vidas que salvó.
Los preciados tesoros que libró del desastre y el olvido.
Su cordial saludo, en medio de la fría oscuridad
a todo marino que pasase.

Aquella carta que logró llegar.
Aquellos hijos que vieron a su padre tras el regreso.
Todas aquellas historias
cuya continuidad ayudó a fraguar.

El tiempo, voraz,
lo devoró y condenó al olvido.
El tiempo, imperturbable,
fue haciendo mella en él
y ahora solo sus restos
avivan el recuerdo de lo que fue antaño.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Poesía acarpa(XVI): Ven

Ven, déjame tu mano,
¿sientes mis latidos?
Se aceleran hasta el límite
con solo verte venir.

Ven, mírame a los ojos,
¿acaso no lo ves?
Se mueren por ti.
Por verte, por mirarte.
Ansiosos por cruzarse con los tuyos.

Ven, siente mi piel.
¿Notas como arde
al notar tu tacto?

Ven, déjame tus labios.
Déjame sentir su sabor
entre los míos.

Ven, siéntate a mi lado.
Perdámonos por horas soñando,
divagando o simplemente hablando.
Me encanta el sonido de tu voz.
El de tu risa.
Ése brillo especial en tus ojos
al defender tus opiniones.
Esa sonrisa y miradas tuyas
que hacen que pierda,
en un instante,
el resto del mundo de vista.

Si nos es común el desasosiego de la lejanía,
si también sientes esta llamada en el corazón,
si tú también crees haber hallado a tu otro yo,
si tú también lo deseas,
ven.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Pornografía infantil NO

Por el blog de Rebeca me he enterado de esta iniciativa y me parece muy bien que todos mostremos nuestra repulsa ante semejante aberración.


Sinceramente es que no puedo ni entenderlo por más que sea una enfermedad. Solo de pensar que alguien pueda excitarse con tan solo mirar o imaginarse a un niño es que se me revuelve el estómago.


Si algun aludido leyese esta entrada le pido, por favor, piense en lo que hace. Por más normal que le pudiese parecer no lo es en absoluto. Vaya a ver a un profesional de salud mental y hágaselo mirar, se lo pido por favor. Todo el mundo merece tener una infancia feliz y usted no es nadie para destrozarle la vida a otra persona.

Mejor lo dejo antes de que empiece a soltar improperios. Ojalá no se repitiese más y no escuchase nunca más las palabras pornografía infantil, ni violación, ni maltrato. Lástima que a veces una parte del mundo se empeñe en llevar la contraria a los buenos deseos.

martes, 18 de noviembre de 2008

Poesía acarpa(XV): Frío despertar

Es temprano.
Hace frío.
Joder,
lo que daría por estar durmiendo.

Subo al autobús
y el conductor apenas me mira
cuando digo hola.
La ciudad aún está oscura
mientras la observo,
sentado en el sitio de siempre,
y con los cascos a todo trapo.

Discurre el tiempo entre paradas,
entre caras soñolientas
y el sol que se va alzando en el horizonte.

Vamos apretados.
Se vacía.
Vuelve a llenarse.
Poco a poco se repite.

Llego a destino
y tan solo bajar
una bocanada de aire,
cómo no bien fresquito,
me golpea el rostro de lado a lado.

Es demasiado temprano.
Hace demasiado frío.
Joder,
necesito un café.