sábado, 27 de diciembre de 2008

Poesía Filena(II): Destino

Mi sino,
mi fin,
mi cometido.

Muchos nombres posee
siendo como es
algo desconocido.

En ocasiones semeja
que logro ver un atisvo.
Un instante más tarde
la pesada losa de la incertidumbre
regresa.

Pasa el tiempo
y con él prosigue la búsqueda.
Ansiando hallar un por qué,
un para qué,
o un simple y complejo qué.

Las respuestas,
para variar,
pozos insondables.

¿Qué será?
¿Ayudar?
¿Guiar? ¿Ser guiado?
¿Sobrevivir?

Con lo sencillo que sería
nacer con una lista de tareas.
Puntuables
y haciendo media hacia arriba.

Pero bueno,
quizá ahí está la gracia.
En el no tener un objetivo subrayado.
En el esfuerzo.
En el libre albedrío.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Poesia en català(XVI): Necessitat vital

És per a mi un menester important,
és per a mi una necessitat vital
que assoleixis la felicitat: t'estimo.

Poesía Filena(I): Aves, plumas y cantares

Alza el vuelo el ave anciana
que no hace mucho era perseguida.
Su pluma fue por mucho herida.
Sufrió en su devenir persecución cercana.

Forzada víose a disfrazar su abrigo,
a permanecer en la sombra, oculta,
a dar la impresión de estar sepulta
o hacer creer al cazador ser su amigo.

Pero llegó un día en que cambió su situación
y pudo sus alas probar de nuevo.
Abandonó a los demás pájaros en su canción
y se dijo a si mismo: ¡debo!

Suena de nuevo su canto y como antaño
recibe de los suyos amor fraterno.
Los polluelos de los perseguidores no lo tachan de extraño.
Pese a su diferencia le quieren, y no solo en su fuero interno.

Hay espacio para todo
tipo de aves,
plumas y cantares.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Poesía acarpa(XVII): El viejo faro de la colina

Tiempo ha que se apagó la luz del faro altivo en la colina. Resta ciego e inerte
en su pedestal, sin compañía.

Ya no hay barcos que lo busquen.
No más miradas cansadas
de ojos anhelantes del regreso al hogar.

Tiempo ha que solo la invernal escarcha,
el aire gélido,
algún que otro aire primaveral, el sol
y la luna enchida ante su antiguo competidor
posan su vista en él.

Nadie recuerda ya sus hazañas.
Nadie piensa siquiera en el servicio,
que sin pedir nada salvo la atención,
ofreció a quien lo necesitara.

Las vidas que salvó.
Los preciados tesoros que libró del desastre y el olvido.
Su cordial saludo, en medio de la fría oscuridad
a todo marino que pasase.

Aquella carta que logró llegar.
Aquellos hijos que vieron a su padre tras el regreso.
Todas aquellas historias
cuya continuidad ayudó a fraguar.

El tiempo, voraz,
lo devoró y condenó al olvido.
El tiempo, imperturbable,
fue haciendo mella en él
y ahora solo sus restos
avivan el recuerdo de lo que fue antaño.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Poesía acarpa(XVI): Ven

Ven, déjame tu mano,
¿sientes mis latidos?
Se aceleran hasta el límite
con solo verte venir.

Ven, mírame a los ojos,
¿acaso no lo ves?
Se mueren por ti.
Por verte, por mirarte.
Ansiosos por cruzarse con los tuyos.

Ven, siente mi piel.
¿Notas como arde
al notar tu tacto?

Ven, déjame tus labios.
Déjame sentir su sabor
entre los míos.

Ven, siéntate a mi lado.
Perdámonos por horas soñando,
divagando o simplemente hablando.
Me encanta el sonido de tu voz.
El de tu risa.
Ése brillo especial en tus ojos
al defender tus opiniones.
Esa sonrisa y miradas tuyas
que hacen que pierda,
en un instante,
el resto del mundo de vista.

Si nos es común el desasosiego de la lejanía,
si también sientes esta llamada en el corazón,
si tú también crees haber hallado a tu otro yo,
si tú también lo deseas,
ven.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Pornografía infantil NO

Por el blog de Rebeca me he enterado de esta iniciativa y me parece muy bien que todos mostremos nuestra repulsa ante semejante aberración.


Sinceramente es que no puedo ni entenderlo por más que sea una enfermedad. Solo de pensar que alguien pueda excitarse con tan solo mirar o imaginarse a un niño es que se me revuelve el estómago.


Si algun aludido leyese esta entrada le pido, por favor, piense en lo que hace. Por más normal que le pudiese parecer no lo es en absoluto. Vaya a ver a un profesional de salud mental y hágaselo mirar, se lo pido por favor. Todo el mundo merece tener una infancia feliz y usted no es nadie para destrozarle la vida a otra persona.

Mejor lo dejo antes de que empiece a soltar improperios. Ojalá no se repitiese más y no escuchase nunca más las palabras pornografía infantil, ni violación, ni maltrato. Lástima que a veces una parte del mundo se empeñe en llevar la contraria a los buenos deseos.

martes, 18 de noviembre de 2008

Poesía acarpa(XV): Frío despertar

Es temprano.
Hace frío.
Joder,
lo que daría por estar durmiendo.

Subo al autobús
y el conductor apenas me mira
cuando digo hola.
La ciudad aún está oscura
mientras la observo,
sentado en el sitio de siempre,
y con los cascos a todo trapo.

Discurre el tiempo entre paradas,
entre caras soñolientas
y el sol que se va alzando en el horizonte.

Vamos apretados.
Se vacía.
Vuelve a llenarse.
Poco a poco se repite.

Llego a destino
y tan solo bajar
una bocanada de aire,
cómo no bien fresquito,
me golpea el rostro de lado a lado.

Es demasiado temprano.
Hace demasiado frío.
Joder,
necesito un café.

sábado, 11 de octubre de 2008

Poesía acarpa(XIV): Leyendo

Las nubes, indecisas,
se arremolinan en la altura.
La madera del banco cruje
cuando me siento.

Abro el libro.
Tras pocas líneas
me adentro en un mundo distinto,
en una situación nada parecida,
en una piel que no es la mía.

Solo el croar de las ranas,
en la charca a unos pasos,
me trae de vuelta.
A esta piel que es la mía,
a esta situación ya conocida
y a este mundo en que me incluyo.

Las nubes siguen allí
cuando me levanto.
El banco solo gime un momento
y observa cómo me alejo.

viernes, 10 de octubre de 2008

Poesía acarpa(XIII): No defallezcas

Visitante, tú que albergas
pensamiento de lo que esperas encontrar,
esperanza de lo que te gustaría hallar
y curiosidad por ver qué encuentras

no defallezcas cuando tu visita
semeje conducirte a un hallar frustrado.
Pues a veces al no observar
algo que esperamos ahí fuera

se nos muestra algo nuevo dentro.
Algo esperado allá lejos
resulta que lo tenías a un lado
pero hasta el momento yacía oculto.

Otras veces por el tremendo ahínco
focalizado en el punto deseado
que no por ello es el de encuentro,
llega frustración sin saber del disparo errado.

Así pues, tú que has deambulado tanto
regresa ya, a no más tardar,
que tal vez la lumbre de tu hogar
guarda lo por tan largo anhelado.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Poesía acarpa(XII): Enamorado

Esta mañana me tembló la voz
cuando vi que cruzabas la puerta.
La mirada se me iba hasta ti
sin siquiera ser consciente de ello.
No pude evitar sonreir
cuando me saludaste con un gesto
ni enrojecer cuando me diste dos besos.
Los demás se burlaban con risa
pero eso no importa.
Porque cerca tuyo encuentro la paz,
soy feliz
y me siento enamorado.
Bueno, ¿os pensabais ya que no iba a actualizar más?
Pues no, sigo vivo.
Seré rebuznador ocasional (¿eso a mi blog le sentará mal o bien? Ya me contestará... xP) pero soy rebuznador.
Todo gran artista tiene períodos de poca inspiración. Todo aspirante a artista tiene períodos de pocas ganas y "pa ke".
Un rebuzno afectuoso,

Senofrari

domingo, 7 de septiembre de 2008

Poesía acarpa(XI): Reanimando a la musa

Aparta esas gotas de lluvia,
musa mía,
de tan hermosos ventanales.

Siente cómo vuelvo a reclamarte.
Siente cómo te pido de nuevo ayuda
y me alegro al hallarte en mi pluma.

Intentemos una vez más juntos
crear algo hermoso
y que ni el cansancio,
la falta de ganas ni falso motivo
te alejen y releguen al olvido.

Alza el rostro,
guíame a través de las letras
y perdámonos unidos, ni que sea por un instante,
entre sensaciones y sentimientos.

Hola de nuevo

¡Ay! Bloguecito, bloguecito...
que se te ve muy abandonadito.
Será cuestión de escribirte algún versito
para que no estés tan solito
y animarte un poquito.

Excusas podría darte,
con razones y motivos hasta cansarte
pero en lugar intentaré animarte
y algún susodicho verso susurrarte.

sábado, 23 de agosto de 2008

Poesía acarpa(X): Vivir encerrado

Su vida encerrado en una jaula.
Silbando, cantando y batiendo las alas
en aras de obtener algo de atención.

Saltando, brincando,
comer y beber su única preocupación,
su única afición.

Esperando algo que jamás llega.
Ansiando la libertad
que el otro lado del barrote alberga.

Viendo el tiempo pasar
en infinitud de día y noche
sin obtener lo anhelado
hasta la noche eterna.

Cuando cesan los batidos,
cantos y silbidos.
Cuando los saltos y los brincos
los da un corazón ya abatido.
Pues el único modo en que cruza el cercado
es muerto y en vísperas de ser enterrado.

Poesía acarpa(IX): Tiempo y calma

Dudaba.
Sentía como toda aquella seguridad,
que antes de cruzar la puerta
parecía tan firme,
temblaba cual hoja frente al viento.

Las manos le sudaban
por más que las restregase
fuerte contra el pantalón.

Notaba como se le cargaban los ojos.
Le temblaba la respiración
a medida que salía
de entre sus labios.

* * *

Sentía furia.
La rabia desbordaba su ser
y se desprendía de él
a la vera de sus ojos,
flameantes cristalinos.

Se odiaba a si mismo
por no ser tan fuerte
como hubiera deseado.
Se odiaba a si mismo
por ser frágil, ser humano.
Se odiaba a si mismo...
por haber fracasado.

Se había fallado a si mismo.
Había resultado
que su imagen propia
discurría lejana de la realidad.

Necesitaba tiempo.
Necesitaba tiempo y calma
para sanar.

domingo, 17 de agosto de 2008

Poesía acarpa(VIII): Sentirte

El azul del cielo.
La cálida arena bajo mis pies.
La brisa, salada, que me rodea.
Tus labios, con sabor a mar.
El tacto de tu piel junto a la arena.
Olas, ese suave rumor,
entremezclado con tu voz.
Sentirte entre mis brazos,
entre mis labios.
Sentir tu cuerpo junto al mío
en un mar de atardecer.
Los dos en el agua,
como sendos peces.
Unidos en eterno abrazo
esperando el amanecer.

lunes, 11 de agosto de 2008

Poesía acarpa(VII): Sin respuesta aparente

¿Cómo pudo suceder aquello?
¿Cómo pudieron permitir que sucediese?
¿Quién osó tamaño ardid
y más aún, a quienes compró como lacayos?

El tiempo no será el que responda.
Tampoco aquel que nada supo.
Solo un rumbo. Tendré que preguntar
al que dejó la historia sin terminar.

Poesía acarpa(VI): Espera

Silba el viento entre el follaje;
canta el ave a su merced;
y mientras, yo, cual paje,
espero servicial. ¿A quién? A vuestra merced.

Poesía acarpa(V): Anhelo arrebatado

Pasó lento frente a su puerta.
Observando su color, todos sus matices.
En sus ojos se reflejaba
aquello ya visto por enésima vez
mientras hacia memoria.

Todas las veces que llamó a esa puerta.
Unas veces alegre, exhultante,
otras nervioso e intranquilo.
Cómo anhelaba entrar
y verla en su refugio,
sin máscaras, ella misma.

El desánimo, la duda y la incertidumbre
minaron su espíritu en cada ocasión
después de golpear la puerta
y permanecer a la espera
de una respuesta.

Hacia mucho ya de aquello,
mucho desde que se marchase
sin despedirse.
Cuando un rostro nuevo
al abrir la puerta
le dió la noticia.
Sin saberlo ni quererlo,
hizo mucho más que eso,
le arrebató su anhelo.

jueves, 24 de julio de 2008

Long life to Hebron valley

Bueno, después del bachi, de la sele, de las notas de corte y las asignaciones, al final estudiaré enfermería en el hospital Vall d'Hebron de BCN (menudo elemento les ha tocado xD).
En septiembre veré que tal me va. Hasta entonces... pues a seguir divagando, cómo no.
Por cierto, a ver si en agosto al tener más tiempo escribo más a menudo pero es que ahora trabajo de lunes a domingo y como que no apetece mucho.
Sin más novedades en el frente,
Senofrari

viernes, 18 de julio de 2008

Poetry in English(I): She

While she's sleeping in the night,
with peaceful, sweet dreams,
I'm the most happy man on earth
'cause she's calmly resting by mi side.

Her deep, slow breathing
is music to my ears.
Feeling her skin,
her perfume's smell,
it's what I've ever dreamed.

domingo, 13 de julio de 2008

Poesía acarpa(IV): Gracias

Señor,
gracias por ayudarme y guiarme
siendo consciente o no de ello.
Gracias por socorrerme
en los momentos que desespero
y recordarme que ante todo
se cumplirá tu voluntad.
Gracias por mantener la puerta abierta
y abrigarme en un manto de paz
pese a que a veces yerre
y me tuerza del camino.
Sin ti me habría perdido.
Sin ti tendría el rumbo estropeado.
No habría probado esta afición
de intentar escribir poesía
ni tomado importantes decisiones
para no hecharme a perder.
Gracias de nuevo
por ser.

martes, 8 de julio de 2008

Poesía acarpa(III): Pedazo

Un claro,
un espacio en blanco en un papel,
donde poder plasmar grafía
es más que deseo anhelo.

Un pedazo de sentimiento, otro de tiempo,
uno de tranquilidad
y la ausencia de cansancio
son justo lo que necesito
para convertirlo en realidad.

miércoles, 25 de junio de 2008

Poesía acarpa(II): Corazón exaltado

Ese tono vivaz en tus mejillas.
Esa mirada pícara que me encandila.
Esa sonrisa con que me atrapas.
Tu ser tanta belleza compila...

Debe ser un espejismo,
un sueño, esto no es la realidad.
No puede ser tal mi fortuna.
No puede tener mi dicha tanta intensidad.

El respirar se me corta con solo verte.
Mi corazón exaltas con tu presencia.
Con tu tacto, de la seda más suave,
mi alma pierde la conciencia.

Tus ojos, la luna y los astros.
Tu sonrisa, la estrella que me guía.
Tus brazos, cálido, dulce refugio.
Tus besos, ambrosía.

lunes, 16 de junio de 2008

Poesía acarpa(I): Lírica ausente

Te marchaste
sin que siquiera te llegase a conocer.
Cuando vine en tu busca,
cuando supe dónde podía hallarte,
resultó que llegaba tarde.
Solamente de ti me quedan tus escritos.
Sí, aquello qeu querías que permaneciese.
Me gustan, no lo dudes.
Su lectura es tiempo grato
mas preferiría haberte hallado.
Haberte conocido,
escuchar tu obra de viva voz,
ver como te brillaban los ojos por la emoción
al leer la obra de tu corazón.
Nadie tiene lo que desea, dicen,
y todo el mundo quiere...
Quería hablar contigo,
intercambiar versos e impresiones,
sentirme presa de tu mirada
y maravillarme.
Nada de eso por ahora.
Más adelante espero nos encontremos.
Cuando el alma tome rumbo
tras el crepúsculo.
Hasta entonces seguiré leyendo.

domingo, 15 de junio de 2008

Cuando las ferias se alejan en el calendario

Se terminó la sele. ¡Que repiquen las campanas!
Por suerte es más el miedo que nos meten que lo chunga que es en realidad.
Ahora a esperar las notas y ver cómo ha ido.
Y sin más preámbulos regresa el rebuznador.

Poesía inopinada(XX): Tiempo, detente

La música suena, suave,
desde la radio.
Una melodía monótona
que no rompe la paz reinante.
Fuera, desde el otro lado de la ventana,
la escucho con los ojos entrecerrados.
El viento meciendo suavemente
las flores que hay en la tierra.
La luz discurriendo entre las ramas
e iluminando todo el entorno.
Tiempo, deténte.
Te impero a ello.
Que no se aleje la luz
que no encontré de buena mañana.
Que no se apague la melodía
ni tampocola brisa.
No abandones. dulce y fugaz instante,
los lindes de mi memoria.
Así, al menos,
cuando en el futuro no seas mi presente
habrás sido mi pasado.

jueves, 5 de junio de 2008

Una feria llamada selectividad

La semana que viene es la semana "trágica" de la sele, así que voy a tener esto un poco abandonadito.
Consideradlo una pequeña pausa entre rebuznos para ir a una feria de ganado(al fin y al cabo también iremos en rebaño).
Venga, que con un poco de suerte doy un par de brincos y entro en enfermería.
Pues nada más, que suerte para todos los que vais a sufrir como yo ahora o en septiembrey un saludo a los que ya lo han sufrido.
Acicalándome para la feria,

Senofrari.

miércoles, 4 de junio de 2008

Poesía inopinada(XIX): Molesta escusa

El sonido del reloj
me molesta.

Ahora que lo has parado
son las gotas de la lluvia,
que ahí fuera el suelo golpean,
las que me molestan.

Ha parado de llover
pero el vecino al no escuchar tormenta
enciende la radio.
Su sonido me distrae.

Como ya es tarde no tarda en pararla.
Bueno, ahora ya puedo estudiar.
Espera. Me duele la cabeza
y además tengo sueño.

Mejor mañana por la mañana
que a esas horas, tan temprano,
seguro no encuentro nada
que me resulte molesto.

martes, 27 de mayo de 2008

Poesia en català(XV): No entenc

No entenc com pot haver-hi gent
que per parlar en català
es cregui diferent.

No entenc com pot haver-hi gent
que per tenir cultura pròpia
es cregui que és incompatible amb una altra.

No entenc com pot haver-hi gent
que repeteixi tant la paraula xarnego
quan part de la seva sang no és catalana.

No entenc com pot haver-hi gent
que vol estrènyer llaços amb Europa
i trencar-los amb Espanya.

No entenc com pot haver-hi gent
que resta envadalida danvant l'antiga Corona
i fa fàstics amb l'Imperi.

No entenc com pot haver-hi gent
que consideri una nació diferent
a la part d'una terra.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Poesía inopinada(XVIII): Sólo un sorbo

Veo la tierra, el mar.
Se me muestran las personas
que los habitan.

Gente que merece mucho
y no tiene nada.
Gente que tiene mucho
y no merece casi nada.

¡Ay Dios! ¿Como puedes ver eso
y no intervenir
de un modo claro,
visible, como haría un ser humano?

Ya, no puedo quejarme.
Tengo comida. Estudio.
¿Da gracias por lo que tienes, no?
Ambos sabemos que lo hago.

Es que me resulta triste
el rumbo que toma el mundo.
Es que no veo claramente
si el modo en que actúo es correcto.

Sólo suspiro por vivir tranquilo
y en paz.
A ser amado
y amar.

Sólo pido un sorbo de aire tras
otro para alzar mis ojos y contemplar
como surge el sol cada mañana,
como sopla el viento contra mi cara,
como se duerme el mundo al llegar el ocaso.

Alto. ¿Quién osa decir que aspiro a mucho?
No es nada que nadie merezca.
Es algo que pertenece,
o así debiera ser,
a todo aquel, aquella,
que aún un solo sorbo haya tomado
de éste aire cuyo único dueño
tomó de él varios sorbos
ya hace más de mil años.

Veo que todo lo que nos rodea
avanza, mejora, evoluciona
pero... ¿y nosotros?
¿Hemos cambiado las personas últimamente?

martes, 13 de mayo de 2008

Martes 13

No entiendo toda esa superstición con lo del martes 13.
Nunca he escuchado a nadie gritar "¡cuidado! ¡¡Tienes un martes 13 a tu espalda!!" ni nada por el estilo.
Pero qué diantre...
si es mi cumpleaños.

viernes, 9 de mayo de 2008

Poesía inopinada(XVI): Enardecido azar

Me pregunto,
¿algún día alcanzarán mis versos
la magnitud de Juan Ramón, de Quevedo?
Poemas que dan gusto leer.
Poemas que dan gusto recitárselos a uno mismo.
Verdaderos poemas
de verdaderos poetas.

Soy aprendiz en el arte de la lírica.
Soy el ayudante que observa a su maestro
y como tal quiero alcanzarlo,
y como tal pregunto:
¿cuándo?

¿Cuándo estaré preparado?
¿Cuándo el empuñar la pluma
me surgirá con gesto grácil?
¿En qué momento alcanzaré la gloria,
el éxtasis, esa extraña sensación literaria,
al escribir mis versos?

Sólo sé lo que me muestran mis ojos.
Sólo conozco la realidad de mis sentidos.
Ellos me muestran un leve atisbo.
Un instante lúcido en la oscuridad de la noche.
Un enardecido fluir de palabras
que cesa en poco tiempo,
quién sabe si fruto del azar,
o de una mano oculta que éste fruto me da a probar.

Poesía inopinada(XV): Reloj finito

Aparco con prisa,
un poco torcido,
en el hospital.
Cruzo las puertas de urgencias.
Me detengo un momento.
Gente a mi alrededor.
Unos que entran.
Una señora que sale.
Bancos. Hileras y más hileras.
Plástico verde, incómodo,
sobre estructura negra.
Personas de mirada perdida.
Otras hablando.
Rostros alegres, pocos,
alguna mala cara
y montones intermedias.
Al fondo el mostrador, con cola,
donde dos señoras con bata
atienden por turno.
Miro entre los bancos
hasta que la encuentro.
- Hola, ¿te han dicho algo?
- No, aún no ha salido nadie
ni han llamado.
Ante nosotros una puerta inmaculada,
blanca toda ella
desde el pomo
a todo lo que veo de ella.
Pasa el tiempo.
Nuevos inquilinos
se sientan alrededor
a medida que los demás se marchan
según los vaivenes
de la puerta blanca.
Poco después pregunta
un señor con una hoja en la mano
recién salido por la puerta.
De nuevo se acelera el tiempo
y todo acontece con ritmo espectacular.
Las horas que lo tienen en urgencias
y cuando deambulan con él en la camilla
por el hospital
hasta que lo dejan
en una habitación con dos tipos más.
Transcurren los días, varias semanas
en las que ir a visitar es constante.
Tanto cruzarse con el personal.
Tanto usar el ascensor y pasadizos.
Ni que trabajase o viviese allí.
Con las visitas, noticias nuevas,
pocas buenas,
la mayoría malas.
El reloj se agota,
la arena se termina
y los últimos granos
son de cantos afilados.
Los ojos que no se cierran.
La máquina de línea recta
desconectada.
El entierro,
la sepultura y el funeral.
Las caras largas.
Las ropas oscuras.
Aquellos familiares que tiempo ha
que no veía.
Al final,
última línea de libro ya vendido
media petaca para mi, a tu salud,
y la otra mitad contra la tierra.
Por los buenos tiempos, digo,
y los agradables momentos pasados.
Porque los malos, con el tiempo,
se los llevará el olvido.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Poesía inopinada(XIV): Mis palabras

Decidme,
¿por qué brotáis cuando no tengo lápiz a mano?
Venís a mi mente en furtiva visita.
Os mostráis, danzáis y salís corriendo.
Efímeras, distantes e inmundas criaturas.
Bestias, pese a que hermosas, incordiantes y nocturnas.
- Escuchad nuestras voces,
gozad vos también del fuego y calor
que en vuestros sentidos podemos generar-.
Decís,
y yo, ensimismado,
absorto por los gráciles movimientos,
maravillado ante vosotras,
os obedezco.
Me dejo llevar, como hechizado,
y jugáis conmigo
sin dejarme evitarlo.
Un día lograré cortaros las alas.
Un día no acudiréis a mi en el lecho, desarmado.
En su hora señalada las puertas del ingenio cerraré
viéndoos atrapadas.
Entonces vosotras, enjauladas,
os convertiréis en mis palabras.
Se os acabará escudarse en el sueño.
Terminará el malestar del olvido.
Os acostumbrareis a la luz,
a la mañana, tarde y mediodía.
Acordaremos cuando aflojaré vuestras cadenas,
pesadas para ataros a mí,
para dejaros danzar y deleitaros en vuestra esencia.
Seré yo el amo de vuestras acciones.
Nunca más ya el instrumento de vuestras diversiones.

lunes, 5 de mayo de 2008

Poesía inopinada(XIII): Encuentro fugaz

En la calle, húmeda, yo andaba
con la mente volando a lo lejos
cuando el pañuelo cayó a una dama
y con gesto raudo recogí.
Me adelanté y se lo entregué.
Deslumbrar. Aliento entrecortado.
Con las gracias desapareció.

Poesía inopinada(XII): Tiempo sublime

Las hojas se retuercen por el viento.
Las ramas balanceándose sobre nosotros.
El tacto de la hierba contra mi nuca
y el tuyo en mis labios.
Tus ojos a tocar de los míos.
Nuestras manos entrelazadas.

Observo el sol dorado
entre tus mechones de oro.
El tiempo se detiene.
Las hojas, las ramas,
todo permanece quieto,
parado y en silencio,
excepto nuestros corazones.

Al mismo tiempo parece
que todo fluye en un soplo.
Una corriente de aire nos rodea
pero que no nos incluye en él.
El mundo y lo que le acontece,
por unos instantes,
se diluye y desaparece.

En un susurro al oído
me dices toda la música que quisiera escuchar.
Todo el arte pictórico ante mis ojos
con solo posarlos en ti.
La inspiración que quiera
al pensar en ti.
Tu ser me embriaga con gusto.

Un destello me despierta del letargo.
Un reflejo de luz en tus ojos
me devuelve al mundo,
al crujir de las hojas por el viento,
a la hierba contra mi nuca.

Con unas sonrisas hablamos
y con los ojos, al mirarnos,
comentamos el despertar de ambos.
Sería agradable que fuese eterno.
Más que eso,
sería sublime.

miércoles, 16 de abril de 2008

Poesía inopinada(XI): Añoranza

Como te añoro, cariño,
porque me falta el sol,
me falta el aire,
al no estar a tu lado.

La mejor parte del tiempo
la que dedico a verte
con aquella foto que me diste
y siempre guardo en mi alma.

Mi vida, si vieses en qué condiciones
debemos luchar y morir
según dicen por la patria...
Dios se fue de aquí hace tiempo.

La parca nos ronda,
constante, en cada hora.
Los amigos que se fueron
al fin se alejaron de esta pesadilla.

Desearía poder regresar y no morir aquí.
porque mato hombres, mis enemigos
y los restos de su aliento en mi rostro
le dirán a Dios que merezco el infierno.

Sólo por ti mantengo mi integridad.
Sólo por ti no cruzo el umbral
que me lleve a la insalvable locura.
Sólo tú me mantienes vivo.

Su artillería sobre nosotros,
las cargas a bayoneta,
los gritos, los disparos,
¿a quién le puede gustar esto?

El único remedio que queda,
la única válvula de escape
a la horrorosa realidad
es aferrarse a los seres queridos.

Así pues, entre el fragor de la batalla,
con las balas silbando por doquier
pienso en los agradables momentos pasados,
tú y yo, felices ambos.

Nuestras excursiones por la campiña,
Cuando...
Dios sabe que quería regresar.
Dios sabe que te quie...

Poesía inopinada(X): Alameda

Una fina lluvia sobre la alameda.
El agua corriendo,
golpeando la madera,
las hojas,
el suelo y las rocas.
El aroma de las gotas
arrastrado por la brisa.
Olor a madera mojada,
a aire limpio,
a tierra empapada.
Las nubes, poco cargadas,
descargan con prisa
y estruendos delimitan su marcha.
Se abre un claro a la mañana,
las nubes se disipan con miedo
al surgir la lumbre celeste.
al rato cambia todo;
la madera ya no mojada,
el aire se seca
y la tierra deja de estar empapada.
La luz a través de las copas
y el sonido de los pájaros entre los árboles.

Poesía inopinada(IX): Sangrante corazón

Un escalofrío recorrió su espalda
al tacto del frío acero
que recubría aquel corazón.

Un corazón aún sangrante,
goteante de tristeza y soledad
cosido con alambre de púas.

Decidió intentarlo al menos
y acarició de nuevo el frío metal
ignorando sus yemas.

Poco a poco el metal se calentó;
poco a poco la sensación de frío cesó
y la herida empezó a cerrarse.

Las púas se separaron de la carne.
El alambre se destensó y dejó de apretar.
Las barreras se fundieron hasta desaparecer.

Ya era más fácil de acariciar.
Con el cariño, tacto y paciencia
finalmente se mostró internamente.

lunes, 7 de abril de 2008

Kill Burro

A veces las palabras te hieren,
te dañan, te matan.
Algo que lees, que escuchas
o que tú mismo escribes.

miércoles, 2 de abril de 2008

Poesia en català(XIV): Arribada a Tallum

Benvingut, caminant,
seu una mica i descansa
doncs avui és jorn calorós
i per ací fem festa.

Té,
tasta aquest vi de la terra.
Clar que és bo,
aquí tenim mètode propi.

Has de saber que avui al poble
celebrem que ja fa un bon munt d'anys
el nostre fundador s'hi instal·là
i li donà el seu nom.

Noi! Jo xerrant i resulta
que no saps on t'han dut les cames!
Estàs a Tallum de Savall.

Qui sóc jo?
Ben poca cosa,
res més que un eixelebrat.
Complicat com la bardissa.
Hom em diu Eibàs.

No veig perquè no.
Ara no feia res
i m'agrada mandrejar pel poble.
Compta amb mi per ensenyar-te'l.

Ja has descansat?
Llavors deixa'm fer un últim traguet
i anem a fer un tomb.

Poesia en català(XIII): Vida

Néixer.
Crèixer.
Aprendre.
Madurar.
La vida és un cicle
que indubtablement
ens condueix a la mort.
Pel camí,
tot i això,
hi ha moltes primaveres,
moments tendres i postes de sol.
Buscar.
Estimar.
Educar.
Ajudar.
Tothom considera sempre
a algú apart de l'individu.
Pensant-hi
s'abandona l'egoisme
i s'empra la germania.
Descansar.
Observar el món.
Valorar l'estada.
Morir.

martes, 1 de abril de 2008

Poesía inopinada(VIII): Siente

Detente un momento y escucha el sonido
rítmico que tira del brazo.
Siente: te empapa el ser y nubla el sentido.
Si te dejas llevar, ni que un momento,
pena se alivia en su regazo.

Ponte en pie, lejos la silla y pensamiento.
Siente por tus brazos, tus piernas,
un cálido fluir. Disfruta el momento.
Será algo raudo y fugaz. Se te hará corto.
Rato sin molestias externas.

Deja que tu corazón, por tiempo corto,
disfrute y se empape al completo.
Con espíritu sumergido, absorto.
Una extraña sensación de bienestar
que se infiltra dentro en secreto.

martes, 25 de marzo de 2008

Poesía inopinada(VII): Dubitación

A veces se nos nubla
y vuelve opaca la visión.
Como si faltase el aire,
miramos alrededor,
pero sin saber del todo
qué esperamos encontrar.
Entonces es cuando debemos confiar.
Sin desentendernos.
Al mismo tiempo que se evita
obsesionarse.
A veces,
al mirar en el corazón,
tardamos un poco en ver
según el grado de luz y sombra.
Calma,
toda tormenta pasa,
no existe la niebla perpetua.

domingo, 23 de marzo de 2008

Poesía inopinada(VI): El día en que la inocencia murió

Los rayos golpearon su rostro,
lleno de vida,
inocente todavía.

Un día hermoso como otro,
parecía.

La jornada transcurría
tranquila, sin novedad,
pero algo entonces sucedió.

De repente el mundo a su alrededor era extraño,
desconocido.
El tupido velo que hasta aquel entonces
había portado frente a sus ojos
se desprendió
y cayó.

Un vacío
y una sensación nueva le llenaban,
le oprimían el pecho.

El mundo seguía girando
a su alrededor sin darle un instante.
Necesitaba tomar aire.
Necesitaba decir basta.

Quería gritar.
Deseaba mandarlo todo al cuerno,
recoger el velo del suelo
y volver a lo anterior.

Ya era tarde.
No había vuelta atrás.
Hay cosas que una vez se pierden
no se encuentran de nuevo.

Para bien o para mal
la agonía fue corta.
Una parte suya
fue enterrada en vida
y ni se le hizo velatorio.

sábado, 22 de marzo de 2008

Poesía inopinada(V): Pueblo olvidado

- ¿Ves estas ruinas,
detrás de la colina?
Mucho tiempo atrás
aquí vivía gente.

- ¿Y qué les pasó?
¿Por qué se marcharon
y abandonaron el que era su hogar?

- Nadie lo sabe.
Nunca se logró descubrir.
Sólo sabemos que estuvieron
por los restos que dejaron.

jueves, 13 de marzo de 2008

Poesía inopinada(IV): Tiempo habido y pasado

Hubo un tiempo
en el que te amé.
Te deseaba.
Casi casi te veneraba.

Desde que la aurora me despertaba
hasta que la oscura noche
En el letargo me sumía,
con cada soplo,
en ti pensaba.

En tu presencia el mundo
que nos envuelve desaparecía.
Sólo tenía ojos para ti
y tus delicadas maneras.

Tu sonrisa
fue la brisa
cuya leve caricia
a mis retinas
daban la vida.

Antaño por ti habría luchado,
sufrido y sangrado en mil batallas.
En aquel entonces cada día
ya era feliz si así te veía.

Hubo un tiempo...
Pero ya pasó.

domingo, 9 de marzo de 2008

Poesía inopinada(III): Consejos

Procura ser feliz
con lo que tienes
pues de otro modo
siempre estarás triste.

Tarea difícil según el caso,
situación o estado de ánimo...
Es fácil dar consejos,
proponer ideas a los demás,
sugerir para que otro lo haga
y más aún si uno se siente
ser observador desde la altura.
Otra cosa provarlos.
Tan distinto el aplicar
en la propia piel,
susodichas ideas.
En lugar de llenarse la boca de palabras
al borde de la asfíxia.

El imperativo debería estar limitado
a las recetas e instrucciones,
como más al diálogo interno.

domingo, 2 de marzo de 2008

Poesía inopinada(II): Esencia

La esencia de los versos no radica en un significado oculto
ni habita en su forma literal.
Ésta se encuentra en el vínculo que se forma
entre lo que siente el poeta al escribir
y el espíritu lector ante el escrito.
La poesía no es escribir,
recitar ni estos versos.
Es transmitir.

Poesía inopinada(I): Efímero testigo

Fluye, verso,
de entre mis neuronas.
Muéstrate, sentimiento,
desde el corazón.
Que éste efímero instante
en que escribo estas líneas
sea testigo desde el pasado
que algún verso escribí.

Poesia en català(XII): Record d'infantesa

Un cor ardent que
al girar-se un fort vent mariner
s'esquinça i trontolla tot d'una
pel record llunyà que rememora.

Temps d'infantesa,
d'innocència i vida complaent.
Imatges d'instants ençà,
quan el cel semblava més blau
i l'olor del mar semblava més forta.

Pescadors feinejant a la platja.
Al passeig el fondista i el mestre
remugaven per la ventada del diumenge anterior
mentre nosaltres passejàvem,
agafadets de la mà.

Als nostres ulls,
tant vius al mirar-nos,
encara absents de la guitza de l'experiència,
només s'apareixien les coses boniques.

El suau murmuri de les onades
d'aquelles tardes que dedicàvem
a intentar fer volar aquells estels de paper.

L'acompassat gemec dels grills quan,
vora la pineda,
ens vàrem fer el primer petó.

Aquella plujosa nit
en que hi havia festa al poble
i ens quedàrem sols a la porxada
entre bessades i confessions
arraulits i a cau d'orella.

L'últim dia d'estiu,
aquell que em vas regalar
el penjoll de l'estrella polar
i m'informares que l'endemà marxaves.

Ens juràrem que ens escriuríem,
que tot allò viscut
mai no es perdria en el passat.

La veritat, jo,
a la tercera carta que et vaig dirigir
i després de tant temps sense ni una teva
vaig desistir, ja massa enutjada.

Els anys van anar transcorrent,
la remor del mar ja no em feia recordar-te,
ni els estels, ni els grills ni la pineda.
Poc a poc vau desaparèixer
tu i aquell estiu,
tret del collaret, que sempre duia.

Vaig anar a estudiar,
a ciutat i amb grans multituds.
Passaren els anys, els desenganys i els benentessos.

Un cop ja diplomada,
amb el títol i totes les lletres,
me'n vaig tornar a aquest,
lo meu poble,
on coneguí al meu marit, espòs i estimat.

Els surcs del temps m'han marcat el rostre.
La vigorositat de la joventud
ja fa molt temps que m'abandonà,
però encara avui,
algun cop al sentir les onades,
veure els meus néts jugant a la platja
o al possar-me al matí el collaret,
et recordo.

La descoberta del món enmig de les rialles.
L'encís i sentiment dels moments que passàrem.
El mode punyent del desenllaç, agredolça experiència.
Fermament és el meu desig
la teua vida hagi estat tant feliç
com ho ha resultat la meva.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Poesía interna(XVI): Cual tranvía

Tiempo.
Ya ha pasado,
no espera a nadie.
Cronos convertido en tranvía
raudo por las calles de la vida.
Antes de la aparición del día
asomó ya por las puertas
del garaje de la central.
Tras un rato se calentó,
el motor no estaba frío.
Por sus puertas transcurrían
individuos entrando y saliendo.
Calles abruptas, sinuosas,
cruces y grandes avenidas.
Al final del camino,
con el ocaso y final del día,
se apaga todo ruído
hundiéndose en la oscuridad,
sèpultado por las puertas del garaje.
Nuestra vida,
el camino a recorrer del individuo,
se asemeja, o a mí me lo parece,
al último día de servicio
de un tranvía de ciudad.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Poesia en català(XI): Rapsode paperaire

El vers no brota en un idioma.
No és el poeta qui trïa
la llengua per a expressar-se.
El rapsode paperaire,
i per extensió tot aquell que escriu
no el fruit de l'intel·lecte
sino el producte del seu cor,
intenta traslladar al món de les paraules
un neguit intern
que brolla i s'amuntega al pit,
a tocar del cor,
fins que flameja travessant els dits.
Aquest rampell,
aquest impuls
s'escup sobre el paper
segons el mode de cadascun
per a explicar-se de la millor manera.

martes, 12 de febrero de 2008

Poesía interna(XV): Mi mayor temor

La mente humana.
Ése ser en si mismo
causante de nuestros mayores placeres y alegrías
al tiempo que crea nuestros miedos.
No temo a la muerte,
ni me da miedo lo que luego vendrá.
Esos campos pertenecen a Dios
y en ellos le dejo total y absoluta libertad:
como él nadie obrará mejor.
Mi mayor temor,
el miedo que deja mi corazón en un puño,
abarca las vivencias justo antes de abandonar éste mundo.
Temo que al volver la vista atrás
y examinar el transcurso de mis días
no encuentre nada que le dé sentido a todo ése tiempo.
Temo que cuando el desgaste influya sus últimos embates
en mi desgastado cuerpo por los años
una mente senil no tenga recuerdo sobre ellos
o me encuentre postrado como un vegetal
esperando en un lecho a la muerte.
Más que poema, confesión.
Sólo un ruego.
Sólo una petición.
Si es posible se aleje tal posibilidad
pero ante todo,
se cumpla su voluntad.

sábado, 9 de febrero de 2008

Poesía interna(XIV): El día de nuestra muerte

El tiempo discurrirá.
Las edades de los hombres,
los individuos,
las civilizaciones.
Todo lo que deambula sobre la tierra
cubrirá mil veces el ciclo de la materia.
Así será hasta que un buen día
el astro rey se agote y canse de iluminarnos.
Así será hasta que un buen día
el polvo regrese al polvo.
Intenta trasladar tu mente, tu imaginación,
hasta éste momento tan lejano
para dilucidar tus decisiones
en el momento cercano.
Cuando la tierra sea un desierto
y los eones destruyan todo monumento
ni tú ni yo habremos muerto.
Cuando los fragmentos terrestres se esparzan
por el espacio, debido a la explosión solar,
ni tú ni yo habremos muerto.
Moriremos en el día que nos rindamos
a la inclemencia, al dolor y al sufrimiento
y abandonemos la fe y la esperanza.

sábado, 2 de febrero de 2008

Poesía interna(XIII): El Edén poético

Palabras, versos y poemas
brotan, surgen y golpean
el frío papel directamente
desde mi corazón a mis manos.
El cerebro, la razón y el intelecto
se hallan inmersos en caótico colapso
para pretender hallar, traducir a palabras,
los impulsos emocionales que transmite mi alma.
En un intento de aproximación
del mundo tangible que nos rodea
a aquel en que la palabra es sueño.
A aquel en que las formas viven en evolución continua.
A aquel donde con una sola palabra
podemos transmitir mil sensaciones.
Tierra de fantasías, anhelos y actos heroicos.
Gente afortunada,
nobles acciones
y sublimes versos.
El Edén poético.
Una tierra donde todo el que se acerca
se convierte en poeta, perfecto intérprete de la música
que nos llena sin que a veces lo sepamos.
Bienvenidos a mi ensoñación
de un continente lírico.

Poesía interna(XII): Dulce apetitoso

Tu mano,
frágil, cálida y suave,
junto a la mía.

Entre tus labios,
dulce apetitoso,
los míos.

Unirnos en duradero abrazo
en cuerpo, corazón y alma.

Contemplar tu respiración
con el vaivén, acompasado,
de tu abdomen.

Oírte reír.

Escuchar los latidos
de tu corazón
en tu pecho.

Enredar mis manos
en tus mechones de pelo.

Tú eres la fuente de mis alegrías.
Tú, y solamente tú,
mi inspiración poética.

Junto a ti toda la infinitud del tiempo
discurre, presta,
en cuestión de un instante.

A tu lado
la luz brilla con un matiz distinto
y las nubes, el cielo y demás
toman aspecto nuevo:
el que logran ver,
en régimen de estricta exclusividad,
aquellos y aquellas que son realmente felices.

miércoles, 23 de enero de 2008

Poesía interna(XI): Fronteras de éste mundo

Con lo frágil que es la vida.
Lo delicada que es nuestra piel,
nuestros ojos, labios,
lengua, huesos y tejidos.

La facilidad con que,
en un momento,
toda la tranquilidad y estabilidad interior
se puede quebrar en mil pedazos.

El ser humano.
Ése laberinto tan intrincado
construido sobre una base de cristal
del más fino y hermoso.

Un simple objeto cualquiera,
sin necesidad que sea de frío acero,
ya puede destruir nuestra integridad.
Señal de que aún pertenecemos,

por más que les pese a algunos,
a la naturaleza propia de éste mundo.
Como todas las cosas
que conforman gaia;

Como todas las cosas
creadas por mano humana.
Moriremos
y al convertirnos en polvo

daremos paso al siguiente eslabón
de la interminable cadena.
Puede parecer triste, desolador,
pero personalmente me pregunto:

¿Qué valor tendría la vida
de no existir la muerte?
Puedo parecer frívolo,
incluso alguien me tachará de insensible,

mas la vida,
sin muerte,
no es nada.
No pueden vivir separadas.

Un nacimiento.
Una defunción.
Son el momento en que alguien
entra o sale en el ciclo de la carne.

Unos ojos que se apagan.
Unos pulmones que se llenan por primera vez.
Un corazón que se detiene.
Las primeras sensaciones de un mundo nuevo.

Vida y muerte.
La tenue marca de un matiz
que ahora mismo me muestra
que al escribir esto estoy vivo.

Poesía interna(X): Puede ser mediocre, pero es poesía

Te puede parecer mediocre.
Te puede parecer una pérdida
de tiempo y energía.
Puede parecerte incluso repetitiva,
pero, ¿sabes qué?
Por peor calidad literaria que tenga,
el sólo plasmar y expresar un sentimiento
eso ya es poesía.
¿Nunca se te ha ocurrido pensar
que quizá es tuyo el error
y no de los poetas aficionados?

domingo, 20 de enero de 2008

Poesía interna(IX): Pura felicidad

Los primeros rayos del sol
asoman encima el monte.
Un conejo corriendo entre matojos,
olfatea el aire
y se esconde.
Un pájaro a lo lejos
saluda al nuevo día
con melodía de acompasadas notas.
La luz entre los árboles
muestran en el suelo,
helado por la noche,
huellas fugaces
de animales nocturnos.
Poco a poco el rocío se esconde
mientras el bosque despierta.
El aire puro circula libre
transportando el aroma de mil flores
que justo empiezan a abrirse.
No muy lejos junto a un riachuelo,
simultáneamente, las hormigas
cargan por un caminito hojas verdes,
una rana le canta a su enamorada,
quién la escucha atenta,
y un par de ardillas jugetean persiguiéndose.
En éste entorno idílico,
rincón de paz verdadera
fruto de la naturaleza,
fácilmente podemos abandonarnos
y en un santiamén nos encontraremos de nuevo.
Purificados por dentro,
en un vacío apacible,
con una paz inesperadamente profunda.
Felices realmente.

Poesía interna(VIII): Sin inspiración

Es una sensación curiosa
el querer escribir
y verte abandonado por las musas.
Notar las palpitaciones
desesperadas de la mente
buscando un filón en el cerebro.
La mirada bailando entorno,
buscando una señal,
una fuente de inspiración,
un algo.

Un algo con que avivar
la tenua y ansiada luz
del escritor en potencia
que todos llevamos dentro.

Mi mente ha palpitado.
Mi mirada ya está exhausta
después de tanto agitar
falto de resultados.
Será que hoy mi musa descansa
sin molestarse en avisar,
ni siquiera dejó una nota.

Pensándolo bien,
está bienque se tome algún día
para descansar de su arduo esfuerzo
para hacerme escribir algo
que al menos no sea
infumable,
que no produzca arcadas al ser leído.

En todo caso
y si la veis yo no os lo he dicho,
es un placer el tenerla cerca,
fruto de alegría nuestro trabajo conjunto
y un honor que mi escribir asista.

sábado, 19 de enero de 2008

Poesía interna(VII): Cambios internos

El sonido de una bocina
que se aleja.
Una suave melodía
devorada por el trajín de un convoy.
Así se me muestra la escena
cuando siento que una parte de mí
muere.
Siento un nudo en la garganta.
Una soga que me oprime el cuello,
pues en momentos como éste,
uno no sabe si debe celebrarlo
o encargar una corona de flores.

Poesia en català(X): Soroll que trenca la nit

La pluja repiqueteja,
sòrdidament, a la teulada.
Discorre per l’empedrat.
Només la lluna l’ha mirada.

En la foscor del carrer
i la humitat de la pluja
Algú travessa una porta,
amb un sabre a la mà puja

Les escales que grinyolen
sota el seu pes i el dels anys.
Un soroll trenca la nit
amb un crit: li ha causat danys.

El mateix algú d’abans
baixa corrent, malferit.
Rere seu se li acosten
dos. Veient-lo atemorit

Mostren les dents groguenques
com fruit dels seus somriures.
Un s’adelanta i s’atansa
al ferit, que no diu res.

- Al cor o al coll? – Li pregunta.
L’altre respon amb gest ràpid
i l’apunyala al genoll.
El primer cau amb gran estrèpit.

Pesat diluvi els colpeja.
Què més dóna el resultat
si en tot cas, sigui el que sigui,
l’aigua la sang s’ha emportat?

martes, 15 de enero de 2008

Poesía interna(VI): Rojo y verde. Negro y gris

Rodeado de ceniza,
polvo y destrucción
en un pequeño hueco
del árido y negruzco suelo
plantó una diminuta simiente.
La tapó con cuidado esmero.
La regaba diariamente
consumiendo en parte
la poco agua que tenía.
Un día, tan gris como los demás,
un pequeño brote
verde
resurgía tímido de la tierra
gris.
Poco a poco fue creciendo,
bajo su mano protectora
y sus cuidados.
Hasta que en un momento,
determinado por el azar de la naturaleza,
surgió una flor
y sus pétalos miraban al mundo.
Rojos,
parecía que desafiaban
al gris imperante alrededor.
Pasaron los días y las noches,
los meses y los años,
y con cada nueva simiente,
con cada nuevo desafío,
unos pétalos rojos
permanecían allí,
bajo sus cuidados,
mostrando a aquel triste mundo
que aún tenía lugar para lo hermoso.

martes, 8 de enero de 2008

Poesía interna(V): Déjame amarte

Debe ser cierto
que eres tú,
amor,
la única.

¿Será innato éste sentimiento mío?
¿Será mi destino éste anhelo?
La respuesta sólo Dios
me podría decir
pero qué más dará
si ya lo siento.

Si estás aquí.
Si me das la mano.
Si se unen nuestros labios.
Si es de ambos éste anhelo.
Si puedo acariciar tu rostro.
¿Qué importará todo lo demás?

Vive,
no seas
un gran sueño.
Déjame amarte.

Poesía interna(IV): Por Esparta

Permanece,
se repetía.
Por tu honor,
por tu patria, casa, tu familia.

No te puedes permitir
concederle a tu astuto enemigo
un palmo más
de la tierra que pisan tus pies,
pensaba.

El frío de la mañana
entumecía aún sus movimientos.
El rocío de la noche aún restaba
sobre su piel, su escudo, su capa.
Mas no aún en su lanza.
Allí un cálido tinte púrpura
lo había sustituido ya hacia rato.

Había permanecido en su lugar.
Junto a sus hermanos.
No iba a permitir que destruyesen su mundo.
Que avasallasen su Polis, su Esparta,
que su esposa, hijas y hermanas
acabasen como esclavas, furcias y fulanas.

No mientras él viviese.
No mientras le quedase un sorbo de aire.
No mientras tuviese una lanza.

sábado, 5 de enero de 2008

Poesía interna(III): Canta libertad

En honor al oprimido,
a las víctimas de expresar lo que piensan,
a los torturados en su cuerpo o espíritu,
o en ambos.

En honor a los muchos y muchas
que a lo largo de los anales de la historia
han vertido su sangre y han vivido el sufrimiento
para evitarles la vivencia a otros.

En honor a aquellos que tentaron a la suerte,
que miraron a la muerte a los ojos,
se enfrentaron a ella y lucharon
para defender una idea que consideraban justa.

En honor a aquellos padres y madres
que con inmenso sacrificio y jornadas laborables interminables
luchan ferozmente con uñas y dientes
para evitarles a su descendencia su situación.

En honor a todos aquellos
que ante un mar tempestuoso
apremian su grito y lo defienden con inquebrantable ahínco
pese a todas las amenazas.

En honor a los pobres y necesitados,
que al compartir lo poco que tienen
con los aún más desamparados,
es como si entregasen el mundo entero.

En honor al espíritu fuerte
que ante la burla y el griterío
no han abandonado la serenidad
y han permanecido en su trinchera.

En honor a todo aquel disconforme
que en lugar de tirar la toalla
y ocuparse solamente de lo propio
ha intentado mejorar lo común.

En honor a los que han fracasado
en su empeño de hacer de éste un mundo mejor.
No habeis fracasado,
habeis plantado la semilla que más adelante germinará.

En honor a todos ellos
y al resto de la humanidad
resiste tú también en tu trinchera personal
y canta libertad.