miércoles, 29 de julio de 2015

Mitin del político sincero



Buenas tardes/noches, damas y caballeros.
Dada la dificultad mediática
en hallar un gobernante que no mienta,
permítanme un versar interpretativo
y ahí les suelto el mitin
del político sincero.

Antes de venir ante ustedes
no sabía lo que les iba a decir.
El discurso todavía no me lo habían preparado
y, no sea que se nos queme la memoria,
hace años que nos dejan ir empapelaos.

No me comparen ustedes,
háganme el favor,
con estos nuevos políticos aficionados.
Que a mí la carrera de políticas
me la pagó íntegra mi padre
y llevo muchos años trabajando
dura, duramente, en las juventudes del partido.

Puedo mentir y miento,
y lo que digo no es mentira
hasta que me hayan imputado.
Y en el supuesto,
habrán sacado mis palabras de contexto.

Que mi primo no es asesor a dedo
ni es un regalo el reloj que llevo puesto.
Era aquel un señor muy preparado
y este reloj me lo encontré muy bien envuelto
en mi butaca de diputado.

No se agiten, no alboroten,
no sean rojos izquierdistas,
que de nuestro listado de promesas
casi todas las hemos impuesto,
digo... votado y aprobado.

Puedo mentir y miento
si digo que mis leyes son injustas.
¡No hallarán leyes más justas!
Justas a la medida de mis amigos:
el banquero, el empresario,
el fondo monetario...

Puedo mentir y miento
si digo que el pueblo no es soberano.
Para el pueblo sin el pueblo,
hasta que esté éste bien educado.
Porque el poder es de todos los ciudadanos
pero lo importante, nunca en referéndum,
¡que no es democrático!
Mejor lo "votamos" los del cotarro.

Puedo mentir y miento
que a los cuatro días hay otra noticia
y si no la lío mucho
¡a la mitad se les habrá olvidado!
¿Qué no?
Entreténgase y mire la hemeroteca.
Que el que hace contrario a prometido
sea reelegido alcalde;
y el que vio "manchitas" de chapapote...
sea presidente.

No se limiten al cómo de mis propuestas:
tendrán que trabajar todo el día
tan sólo para poder comer.
Sí, pero así podré decir
que nosotros acabamos con el paro.

Pero vótenme, damas y caballeros,
que al menos les soy sincero;
que para "tocarme los huevos", como dijo uno,
mintiéndoles, me los he ganado.

domingo, 26 de julio de 2015

Poema friki v1.0

Que no se sepa.
Guardad el secreto
pero... siendo escueto...
no es de friki el ser poeta.

¿Y qué? Diréis, es bueno.
No, habéis fallado en vuestra tirada de percepción.
Aunque sea mi oficio sanador y no bardo
y tenga, pues, penalización,
os lo contaré.
Disculpadme los nervios,
más penalización.
Para ayudarme,
justo me acabo de tomar una poción.

Porqué es como cuando, roleando,
todo motivado y rodeado de jinetes de Rohan,
vas y gritas: ¡Adelante eorlingas!
y va uno y te contesta:
¡Hasta el infinito y más allá!
No, tío, no.

Como cuando en medio de un poema
te pones serio y sereno,
mirar perdido al horizonte, el que sea,
y sueltas: El espacio, la última frontera...
y alguno pensará "uala, pedazo verso".
No, acaba la frase:
"...estos son los viajes de la nave estelar Enterprise etc, etc".

Nadie valora el versar friki:
"Oh, hermosa dama,
semi-elfa de cuarta generación,
te clamaría mi versar en élfico
pero me falla la traducción".

Pero, ¿qué pasa?
¿Por qué esa mueca,
esa turbación?
En un poema no hay katanas
ni excusas de enajenación.

Mirad a Yoda,
además de jedi, poeta.
¿Qué no?
Es el rey del hipérbaton.
Cualquiera se lo discutiría,
con los saltos que pega.

Pero bueno,
aprovechando este resquicio,
rogando perdón y permiso,
finaliza ya vuestro suplicio.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Hermano

Hermano ateo,
aunque tú no creas,
Dios hombre por ti sufrió, murió y resucitó.
Podrás burlarte, harto ridiculizarme,
pero nada de eso cambiará lo acontecido;
nada impedirá que Dios te ame.

Hermano ateo,
¿a qué pedir lo más grande
si hasta en lo más pequeño se halla
el rastro de quién quiso crearte, amarte,
hacerte libre y no forzarte?

Hermano ateo,
palpito porque un día
tú también sepas lo que es sentirse
plenamente en sus manos;
para que tú también vivas el sentirse
del Amor correspondido y superado amante.

Hermano ateo,
rezo por ti, imploro por ti,
para que ceses en tu endurecido enroque
y te abras al divino arte.

Hermano ateo,
no te sientas ofendido ni a Dios ataques
por causa de mi torpe hablarte.
Sintiendo mi corazón preso lo hallo libre;
viviendo de inmerecido obsequio,
a compartirlo, conciencia me impele.

Hermano ateo,
no te sientas atado y vive plenamente.
Descúbrete criatura en manos del Padre.
Siente los soplos del Espíritu
en tu vida y en el mundo.
Vive en el Hijo,
verdaderamente,
el ser hijo.

Hermano,
abre la puerta y no la cierres.
Permanece alerta y dispuesto.
Por ti, por alguien, por lo que más quieras:
deja el prejuicio a un lado.

Hermano.
Simplemente,
hermano.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Vivir en Verdad

Gracias, Señor,
por estar junto a mi.
Gracias por tenderme la mano,
perdonar mis errores
y obrar mis aciertos.
Gracias
por cuidar de mi.
Te presento mi alma, mi cuerpo,
cuanto me forma.
Bendíceme, te suplico,
bendíceme para serte cierto.
Posa en mi tu Santo Espíritu,
te pido,
para que ojos sean tuyos los que vean;
mente, sea tuya la que piense;
corazón, sea tuyo el que sienta
y labios, sean tuyos los que hablen.
Vivir en Cristo,
para ser menos Yo
y más Tú en mi.
Mi espíritu es tuyo.
Mi ser
te quiero entregar.
Aunque yerre;
aunque me falte mucho
todavía por caminar;
aunque aún haga lo que detesto
en lugar de lo que deseo;
aunque me aparte de ti sin querer
para volver luego arrepentido;
por más aunque sea imperfecto
a ti me quiero consagrar.
Es decisión tuya
el quererme aceptar.
Vivir en Cristo,
medio y meta.
Vivir en Cristo,
vivir en Verdad.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Hacia ti

En la soledad, Señor,
te busco.
En el silencio, Señor,
te escucho.
En lo más profundo,
que es a un tiempo en lo más alto,
acudes a mi encuentro.
Y digo bien:
Tú eres quien acudes,
pues tú me sacas de la oscuridad;
pues tú me nutres y me amparas;
pues tú socorres a mi ser perdido.
Con tu inmensa misericordia
me arropas.
Con tu inmenso amor
me das cobijo.
¿Quién salvo tú, Señor querido
es el Camino?
¿Quién salvo tú, Señor amado
es la Verdad?
¿Quién salvo tú, Señor Jesús,
es la Vida?
A ti,
mi rey,
mi profeta,
mi sacerdote,
mi TODO;
a ti, cuanto soy,
lo poco que valga
y lo demasiado que tengo,
aún sabiendo ya que es tuyo,
te lo ofrezco.
Único y vero anhelo
es que este pedazo de arcilla tuya
cumpla tus designios
y logre vivir en, con, para y por ti,
alcanzando la configuración plena.
Hacia ti,
Luz en las tinieblas,
camino con ahínco.
Hacia ti,
Luz del mundo,
avanzo con ardor.

domingo, 27 de octubre de 2013

Te quiero

Ven, Espíritu Santo,
e impulsa mis manos,
emplea mi lengua y mis labios
y hazte provechoso mi corazón.

Que en mi sencillez y error,
que en mi ser miserable y pecador,
tenga el honor de serte herramienta;
goce de la alegría de serte útil.

Tú me conoces, Santa Trinidad,
Tú, mi Padre, mi Dios, mi Salvador.
Bajo el rostro, la mirada,
en la emoción de mi alma desbordada.

En infinito verso repetiría perdón,
en infinito verso repetiría gracias,
en infinito verso repetiría te quiero,
y, aún así, tu Amor me superaría siempre.

Fruto mío propio apenas conozco.
Apenas comprendo y entiendo
pero eso no me importa
pues Tú solo bastas.

Perdona nuestras culpas, Señor.
Gracias por cuanto haces por nosotros, Señor.
En pequeño eco de tu gran Amor,
con tu permiso, déjame responderte:

Yo también te quiero.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Sense confins

No hi ha confins.
No hi ha nacions.
Només persones, terra,
i les nostres imaginacions.

Pel traçat que no guaito
enlloc, salvant el plànol,
tu ets conciutadà, amic,
i aquell, exclòs, fins enemic.

Sang i mort per subjectives línies
que en tota la Creació mai foren trobades.
Llàgrimes, passions i determinacions
nodrides per perfídies i manipulacions.

Un poble,
una identitat.
Un món,
una germanor.

La frontera no separa al just de l’injust
ni a l’honest del malvat.
La frontera allunya a tots:
Prejutjants i prejutjats.

Tots lliures.
Tots autogovernats.
Ningú en mans de l’àvid de poder.
Ningú a la mercè de qui el reté.

Llengües diferents.
Cultures dispars.
Mes, al entendre al desigual,
llavors ens descobrim similars.

No hi ha límit
dins l’ésser humà.
No hi ha línia que esborri
el fet que som germans.